El Chocolates Trapa Palencia se une a 'Movember'

El propietario de la barbería Très Salon, Mariano Gómez, empieza a perfilar el bigote a Jordi Grimau./Marta Moras
El propietario de la barbería Très Salon, Mariano Gómez, empieza a perfilar el bigote a Jordi Grimau. / Marta Moras

Seis jugadores se dejan bigote para dar a conocer las ventajas de este movimiento

Álvaro Muñoz
ÁLVARO MUÑOZPalencia

Al Chocolates Trapa Palencia le ha salido bigote hasta en las redes sociales. Y es que durante noviembre, el escudo del Palencia Baloncesto luce un flamante mostacho con la única intención de unirse al movimiento 'Movember', que pretende dar a conocer a la sociedad las enfermedades masculinas.

Ese es el principal propósito de un colectivo al que ya pertenece el grueso de la plantilla morada. Encabezados por Jordi Grimau y Urko Otegui (ya repitieron experiencia la temporada pasada), en esta ocasión, Nikola Cvetinovic, Calvin Hermanson, Aitor Zubizarreta y Adnan Omeragic se han sumado a esta iniciativa y no han dudado en dejarse un distinguido mostacho que ya mostraron en el encuentro del pasado viernes contra el Leyma Coruña. Además de dar visibilidad a este tipo de dolencias masculinas, Jordi Grimau, impulsor de que el equipo se involucrase en esta iniciativa, destaca la importancia de fomentar el compañerismo a través de ideas como las de 'Movember'. «Es muy agradable que los compañeros y el club se sumaran a colaborar con este tipo de eventos. Faltó sitio en la barbería para que todos cupiesen», afirmó ayer en el lugar de los hechos Grimau, quien destacó la importancia de fomentar estas iniciativas para una plantilla deportiva. «Que todos quisiéramos colaborar habla del buen ambiente de esta temporada. Otro ejemplo es que en un entrenamiento voluntario y con un bagaje de seis victorias y una derrota, estábamos todos. Estas iniciativas benéficas generan buen ambiente como se está demostrando», destacó el jugador catalán ya recuperado de la lesión en uno de sus pulgares.

Pero además de agradecer el esfuerzo de la entidad morada y de sus compañeros, Grimau centró el foco de atención en Mariano Gómez, uno de los máximos representantes de 'Movember' en Palencia gracias a su barbería. «El año pasado, Urko y yo tuvimos la oportunidad de sumarnos al movimiento y este año, con la ayuda de Mariano Gómez, hemos conseguido que más gente se una», añadió el veterano jugador.

Repercusión

A pesar de que en los últimos años, gracias a los bigotes que se ven en el mes de noviembre, la sociedad ha empezado a concienciarse de las dolencias masculinas, aún hay muchos ciudadanos que desconocen por qué los mostachos florecen a partir del Día de Todos los Santos. «Dejarte barba en un hombre, no es tan novedoso. En cambio, con un bigote se consigue llamar la atención para que te pregunten por qué lo llevas. Gracias a ese símbolo se pueden dar a conocer las enfermedades masculinas, que es el principal objetivo que persigue este colectivo», describió ayer Góméz, quien aprovechó la ocasión para agradecer el compromiso que está demostrando la entidad morada en las dos últimas temporadas. «Solo puedo dar las gracias al club. Nos hemos querido enfocar en el baloncesto y en la repercusión que les rodea con jugadores como Urko Otegui y Jordi Grimau. Además, este año nos faltaba sitio para meter a los jugadores. Lo más importante es que todos tenían intención de sumarse al proyecto», apostilló el propietario de la barbería, que estuvo acompañado en el acto por los dos experimentados jugadores y el entrenador Alejandro Martínez. Precisamente, el entrenador catalán todavía no se ha dejado bigote, aunque no lo descarta. «Falta mucho mes todavía», resaltó el preparador morado.

Y es que gracias a los jugadores del Chocolates Trapa, la sociedad palentina se ha concienciado más en los últimos dos años. «Ahora mismo tengo la barbería llena. Si que hemos notado que, desde que vinieron el año pasado Jordi y Urko, más personas se han acercado para dejarse bigote. Se nota su repercusión. Son nuestros 'influencers'», destacó ilusionado Gómez, quien aseguró que se va consiguiendo el objetivo poco a poco. «Nuestro entorno ya se va percatando. El bigote es nuestro emblema representativo para apoyar a las enfermedades masculinas», continuó.

Precisamente, Gómez quiso ir más allá y no quedarse en la primera enfermedad asociada a 'Movember', el cáncer de próstata. «No solo nos podemos quedar con el de próstata, ya que el testicular se ha duplicado en los últimos años, así como las enfermedades psicológicas que derivan en suicidios...», señaló Gómez, quien centró su discurso en el objetivo de difundir el mensaje de 'Movember' para recaudar fondos para este tipo de enfermedades.

Una cantidad que se unirá a los 654 millones de euros que la fundación internacional Movember ha recaudado desde el 2003, año de su creación. Desde ese día se ha comprometido a impulsar una vida más feliz, saludable y duradera para los hombres, gracias a la financiación de más de 1.000 programas de investigación centrados especialmente en el cáncer de próstata, el de testículos, la salud mental y la inactividad física.

Y es que desde 2003, millones de personas se han unido a este movimiento, en el que los jugadores del Chocolates Trapa han sido unos de los últimos en sumarse a esta iniciativa. Y es que no hay nada tan simbólico en los hombres como unos buenos mostachos, sobre todo, si sirven para concienciar y ayudar a la población masculina.

Varias actividades y huchas para los partidos de este mes

Urko Otegui, Jordi Grimau, Nikola Cvetinovic, Aitor Zubizarreta, Calvin Hermanson y Adnan Omeragic no serán los únicos que porten bigote en los encuentros del Chocolates Trapa durante noviembre, pues el club ha preparado para los partidos de este mes 1.000 bigotes de cartón para que los aficionados se fotografíen a la entrada del pabellón en un 'photocall' preparado para la ocasión. El objetivo del club es sensibilizar durante estos días de las enfermedades masculinas, haciendo especial hincapié en los enfrentamientos del viernes contra el Carramimbre y contra el Iberojet Palma (28 de noviembre).

Además de dar visibilidad a este movimiento, el club subastará durante este mes, a través de las redes sociales del Palencia Baloncesto, un balón con un bigote silueteado. Rifa similar a la que llevó el entrenador, Alejandro Martínez, con una pizarra decorada con lazos rosas con motivo del día mundial del cáncer de mama. Asimismo, el club colocará durante los dos partidos del mes de noviembre varias huchas para aumentar la cifra solidaria. Todo lo recaudado, incluida la subasta del balón, irá destinado a la fundación Movember.

 

Fotos

Vídeos