LEB Oro

El Chocolates Trapa gana desde la zona

Jaime Pradilla penetra a canasta en el partido entre el Chocolates Trapa y el Mallorca./ LOF
Jaime Pradilla penetra a canasta en el partido entre el Chocolates Trapa y el Mallorca. / LOF

Las diferentes defensas propuestas por Carles Marco frenan a un Mallorca que tuvo la última posesión para anotar

FERNANDO TIRADO (ADG)Mallorca

El Chocolates Trapa Palencia se adjudicó la victoria en Mallorca de manera agónica por un solo punto de diferencia, ante un conjunto llamado a estar peleando por el ascenso en Son Moix. Un buen inicio mallorquín (10-3) no desconectó del partido a los pupilos dirigidos por Carles Marco, que se rehicieron de su mal inicio y se fueron por delante al descanso en el marcador (30-37). En el tercer cuarto, un parcial de 9-24 estableció la máxima diferencia del encuentro a favor de los palentinos (39-61). Los locales remaron, pero murieron en la orilla, ya que no fueron capaces de anotar una canasta que les diese la victoria. Al final, 79-80.

79 Mallorca

Alejandro Hernández (8), Bertune (4), Lofberg (4), Gonzalez (7) y Barac (4). También jugaron, Bropleh (11), Biviá (12), Olomuyiwa (5), Lindqvist (8) y Quintela (16).

80 Chocolates Trapa

Daniel Rodriguez (4), Bader (15), Kacinas (17), Larsen (21) y Pradilla (6). También jugaron, Jorgensen (4), Antúnez (3), Felipe Dos Anjos (2), Grimau (-) y Jasaitis (8).

pACIALES.
20-15, 10-22 (30-37), 24-29 (54-66) y 25-14 (79-80).

El primer cuarto arrancó con mucho ritmo y un Mallorca que salió decidido a por la victoria. Los de Félix Alonso le endosaron un parcial de 10-3 en dos minutos y medio. El conjunto mallorquín consiguió esta ventaja gracias a seis puntos seguidos de Chema González. Los pupilos de Carles Marco mantuvieron la calma, a través de posesiones largas, buscando espacios, y consiguieron ponerse a tres puntos de diferencia. Sin embargo, los locales disfrutaron de una máxima diferencia de nueve puntos (18-9). Fue en ese momento cuando Palencia decidió poner la defensa en zona, que salió según lo esperado, limitando el acierto rival. El primer cuarto acabó con ventaja favorable a los locales (20-15). Al inicio del segundo cuarto, el equipo palentino mantuvo la intensidad defensiva que tuvo en los últimos minutos del primer período y dejó a los locales en solo dos puntos en los cinco primeros minutos. Esta situación, junto con el acierto palentino, obligó a Félix Alonso a solicitar un tiempo muerto, después de un triple de Bader (24-22).

Reacción

Sin embargo, tras la pausa, los visitantes continuaron con sus ideas, y, con un dos más uno de Dani Rodríguez, los de Carles Marco fueron capaces de empatar el partido. Esta situación motivó a los visitantes, especialmente a Travis Bader, que con dos triples seguidos puso la máxima diferencia favorable a los palentinos (30-37), con la que se llegó al descanso.

El tercer período empezó con un parcial de 6-12 favorable a los visitantes. Las pérdidas junto con el mal balance defensivo provocaron la ventaja. Los visitantes, con un dos más uno de Larsen provocaron la máxima diferencia, 36-49. A Félix Alonso no le quedó mas remedio que pedir un tiempo muerto para intentar parar la racha. Por su contra, tras el parón, los locales perdieron dos balones consecutivos, propiciando los contragolpes palentinos.

El parcial visitante ascendió hasta el 9-24, después de un triple de Jasaitis. Félix Alonso se vio obligado a volver a parar el partido, ya que los palentinos ganaban por 22 puntos (39-61). Esta vez, los mallorquines salieron concentrados del tiempo muerto y, tras un parcial de 5-0, con un triple de Quintela. Carles Marco paró el partido ante el intento de remontada local. En los cuatro últimos minutos del cuarto, los locales apretaron, subieron la intensidad defensiva, lo que hizo que el público también se enganchase. Tras ir 22 puntos abajo, al final del cuarto, la diferencia se redujo a tan solo 12, (54-66).

Arrancaron los últimos diez minutos con un parcial local de 9-0, tras triples de Quintela, Bropleh y Alejandro Hernández, respectivamente. Carles Marco solicitó tiempo muerto, ya que la diferencia bajó a tres puntos (63-66). Tras la pausa, los visitantes crecieron en faceta defensiva, alternando zona 2-3 con individual. Además en ataque, con Dani Rodríguez al mando de las operaciones, trataron de agotar los 24 segundos y buscar situaciones de desajuste defensivo en el bloqueo para que Larsen tuviese ventaja interior. Con esto, la renta visitante volvió a aumentar hasta los nueve puntos (68-77), lo que provocó el tiempo muerto local. Erik Quintela salió a pista tras este, y anotó dos triples consecutivos, reduciendo la diferencia a tres puntos (74-77), a falta de dos minutos. La renta se acortó a dos puntos, tras un triple de Biviá. A falta de 27 segundos, una perdida de Quintela complicó las opciones locales.

Dani Rodríguez anotó un tiro libre, subiendo la renta a tres puntos a falta de 18 segundos. Álex Hernández redujo la diferencia a un punto con una entrada. Larsen fue el encargado de tirar los dos tiros libres que podían sentenciar el partido, pero falló los dos. Sin embargo, el último ataque de Mallorca, fue malo, ya que no logró ni sacar un tiro dentro del tiempo reglamentario gracias a la defensa foránea. El partido finalizó con victoria palentina por un solo punto, 79-80. Destacaron los 21 puntos de Larsen y los 17 de Kacinas.