LEB Oro

El Chocolates Trapa desafía a su presente y a su futuro

Hermanson lanza ante el intento de tapón de Bortolussi, jugador del Covirán Granada. /Marta Moras
Hermanson lanza ante el intento de tapón de Bortolussi, jugador del Covirán Granada. / Marta Moras

Los de Carles Marco dependen de sí mismos para confirmar su presencia en el 'play-off'

LÍA Z. LORENZO Palencia

Cuando a principio de temporada se sortea el calendario nadie se fija en las últimas jornadas, esas que pueden decidir el devenir de un equipo. Y en el caso del la LEB Oro la agenda ha querido gastar una broma pesada a los cinco equipos que aún pelean por cuatro plazas de 'play-off'. Con 18 triunfos se sitúan el Melilla Baloncesto, sexto; el Covirán Granada, séptimo; el Chocolates Trapa, octavo ; mientras que con 17 victorias y aún con opciones de pelear por el ascenso están el Carramimbre Valladolid, noveno, y el Levitec Huesca, décimo.

Suyas son estas tres jornadas que quedan por delante, en las que el Chocolates Trapa está obligado a desafiar a su presente y a su futuro por cosas del calendario. Porque los de Carles Marco se verán las caras consecutivamente con el Ourense Río Termal, quinto con 19 triunfos, el Melilla Baloncesto, último partido en casa de la liga regular, y el Covirán Granada. Los tres están ahora mismo inmersos en el 'play-off' y representan el presente de los morados, pero también se perfilan como posibles rivales en el futuro.

Porque es más que probable que estos cuatro equipos coincidan en la pelea por el ascenso, cuando cada error se paga con un adiós tempranero. Además, ninguno de los equipos trae buenos recuerdos al Chocolates Trapa, que por el momento tiene perdido el 'basket-average' con todos ellos.

Porque perdió ante Ourense (76-88), ante Melilla (77-74)y frente al Covirán (76-79) en tres partidos muy apretados que pudieron caer del lado de cualquiera. Pero a los morados les salió cruz y ahí se plantó el germen que luego acabaría con la destitución de Alejandro Martínez y la llegada de Carles Marco. El técnico catalán ha tenido resultados dispares en sus enfrentamientos con los equipos de 'play-off'. Con él en el banquillo, el Chocolates Trapa ha derrotado al Levitec Huesca (68-79) y al Carramimbre Valladolid (76-80), a los que tiene ganados el 'basket-average', pero ha perdido con contundencia ante el Real Betis (66-76), el Retabet Bilbao (88-59), y el Iberojet Palma (82-70). Además, las dos últimas victorias que han logrado los morados han sido frente al Araberri y el CB Prat, que pelean por no descender a la LEB Plata.

Estilo

Así que es el momento de que el Chocolates Trapa recupere su mejor versión, esa que deslumbró durante los dos primeros meses de competición. Con un juego rápido y sin concesiones en ataque, el equipo que entonces dirigía Alejandro Martínez firmó un gran comienzo de temporada, aunque fue perdiendo fuerza con el paso de las jornadas. El esquema se ha repetido con la llegada de Carles Marco, que logró que los jugadores reaccionaran para luego caer de nuevo en los mismos problemas defensivos.

Pero ya no queda tiempo para pensar en el pasado, ya que el Chocolates Trapa tiene por delante tres semanas en las que solo debe centrarse en su presente y, de paso, pensar en el futuro cercano, con un 'play-off' que está a un solo paso. Las últimas tres jornadas servirán para ver en qué momento llega el equipo, si podrá competir ante rivales que se han mostrado muy superiores en los últimos partidos cuando la liga regular se esfume y solo quede el tiempo de 'play-off', donde ganas o te vas a casa sin nada.

Calendario

Puede que la última jornada de la LEB Oro no tenga trascendencia porque algún equipo se hunda en esta pelea continua para alcanzar el 'play-off'. Pero si los cinco equipos en liza mantienen su competitividad se vivirán tres partidos de infarto el domingo 3 de mayo con horario unificado a las 21:00 horas. El calendario ha querido que el Levitec Huesca se enfrente al Carramimbre, que el Chocolates Trapa tenga que viajar hasta Granada para medirse al Covirán, y que el Melilla juegue ante el Río Ourense Termal. Ahora mismo, todos estos equipos se encuentran entre el quinto y el décimo clasificado, con solo dos victorias de diferencia entre el décimo, el Levitec, y el quinto, el Ourense. Así que se espera que salten chispas en los tres partidos que pueden decidir el futuro de estos cinco equipos después de 33 jornadas. El azar ha querido que todo se dirima en duelos directos, sin terceros metidos en una pelea que solo va a implicar a sus protagonistas directos.