Así es el rival del CBC Valladolid

El Lleida llega a Pisuerga para medirse al Carramimbre sin objetivos en la competición

Badal y Stutz en el partido ante el Chocolates Trapa./Antonio Quintero
Badal y Stutz en el partido ante el Chocolates Trapa. / Antonio Quintero
Jota De la Fuente
JOTA DE LA FUENTEValladolid

El último equipo en visitar Pisuerga en fase regular será Força Lleida, a dos victorias de las ardillas y Huesca a falta de dos jornadas. Con una plaza de clasificación por decidir, los ilerdenses no tienen posibilidades matemáticas, toda vez que oscenses y vallisoletanos se enfrentan en la próxima y última jornada y uno de los dos lograrán siempre una victoria más que los de Lérida.

Los rivales de esta noche llegan tras ganar 3 de los últimos 5 partidos disputados, destacando su victoria en Huesca, pero sin opciones tras la derrota en Coruña el pasado Miércoles Santo.

Son un buen equipo, revelación junto a Huesca en la primera vuelta, llegando incluso a coquetear con las primeras plazas. El paso de las semanas, las lesiones y bajas en el equipo hicieron que bajaran sus prestaciones. Los últimos fichajes realizados han vuelto a dar solidez al proyecto, pero será insuficiente y terminarán la temporada en tierra de nadie. Son un equipo completo, compensado en el juego interior y exterior y que juegan un buen baloncesto. Uno de sus mejores jugadores, Sergi Quintela, ha salido rumbo al ACB Breogán de Lugo.

El jugador lucense e internacional en categorías inferiores Adrián Chapela suele ser su base titular, más tirador de tres que de dos puntos, aunque necesita espacio suficiente y es buen penetrador. Su escolta de inicio es el serbio Filip Djuran, su mejor jugador y máximo anotador. Se trata de un tirador muy rápido -ha anotado 15 triples en los últimos encuentros-, se maneja bien cerca del aro, capaz de postear, con gran capacidad anotadora. El alero inicial es Miguel Feliu, veterano en la categoría, alero alto que juega al poste cuando puede por su par y cuya principal característica es realizar tiros abiertos, buscando esas posiciones alejadas del aro, generando espacios. En el juego interior tiene al norteamericano rubio con coleta Frederic Stutz, muy móvil y activo, con mucha presencia y acaparando muchos balones. Capaz de abrirse para tirar o penetrar. Su primera vuelta fue mejor que la segunda, pero sigue a muy buen nivel. Su hombre grande es Shaquille O´Neal Cleare, un hombre de Bahamas que recibió su nombre de su padre, fan del exjugador NBA. Fichado tras la lesión del senegalés Massine Fall. Tiene talento, rápido y explosivo, ancho, potente, buen reboteador y capaz de anotar con ambas manos.

Saliendo del banquillo suelen jugar dos británicos, Obiri Kyei y Joshua Steel. Obiri a veces sale de titular, también muy móvil que corre bien el campo, jugador habilidoso y buen tirador exterior. Steel ha llegado tras la salida de Quintela, aporta desde la posición de escolta, al igual que el serbio Dukan Dukanovic, más tímido ofensivamente, que para bien tras bloqueos y bote, buen jugador sin balón, listo. Además tienen dos jugadores importantes por dentro. Papa Mbaye es un senegalés que se ha formado en el Barcelona, muy grande y muy poste, de juego interior, pocos tiros de fuera y buen jugador de continuaciones.

Es un equipo con muchos jugadores grandes y potentes, y sabedores del problema en esas posiciones del CBC Valladolid tras la salida de Hayes, tratarán de sacar provecho de esa superioridad, surtiendo de balones a sus interiores durante casi todo el partido.