El Retabet Bilbao, uno a uno

Álex Mumbrú, técnicos de los de Bilbao. /
Álex Mumbrú, técnicos de los de Bilbao.

Los vizcaínos forman un conjunto de mucha calidad, que está rindiendo al nivel que se espera de ellos

Jota De la Fuente
JOTA DE LA FUENTEArroyo de la Encomienda

El Carramimbre Valladolid vuelve a Pisuerga tras el parón motivado por la disputa de la Copa Princesa de Asturias y la inesperada derrota del pasado sábado en la cancha del colista de la competición. Los de Paco García reciben a Retabet Bilbao Basket, equipo descendido junto al Real Betis Energía Plus de la ACB y configurado a base de un presupuesto inalcanzable para los vallisoletanos con el clarísimo objetivo de recuperar la plaza entre la élite.

Cierto es que los bilbaínos deberían estar mucho más cerca de los sevillanos en la clasificación. Se trata de una plantilla muy larga, de once jugadores y que vienen de ganar los tres últimos partidos de liga de la mano de su técnico, el ex jugador internacional hasta hace pocos meses, Alex Mumbrú, que ha sabido aprovechar la oportunidad que le brindó su club de retirada de las pistas. Perdieron la final de Copa frente al Betis. Bilbao es un equipo muy físico e intenso, que hacen mucho uso del bloqueo directo en la zona central del ataque, logrando penetraciones que hicieron mucho daño a las ardillas en el partido de ida. Son de las mejores defensas de la liga.

Su base titular es el austriaco Thomas Schreiner, procedente de Burgos, jugador ofensivo, de rachas, buen defensor y gran planta física. Nada más terminar su partido de esta noche marchará para jugar con su selección los partidos de las ventanas FIBA. El escolta titular es el norteamericano Jaylon Brown, su mejor anotador, jugador pequeño, muy rápido, explosivo, con gran uno contra uno y rapidísimo saliendo de bloqueo a la hora de armar el brazo. Su alero titular es Osvaldas Matulionis, lituano que ha estado lesionado pero llega a Valladolid recuperado. Ataca bien la canasta, con gran calidad técnica y buen tirador de triples. En el juego interior, saltan de inicio el danés Kevin Larsen, jugador muy fuerte físicamente y gran reboteador, tanto en defensa como en ataque, cuya presencia esta noche en Pisuerga es duda por las ventanas FIBA. Su cinco referente en la zona es el brasileño Leonardo Demetrio, con pasaporte italiano, ex de Lugo la temporada pasada, con quienes ascendió. Jugador blanco de gran presencia física, buena mano, poderoso en el rebote ofensivo, intenso y activo sobre la pista.

Respecto a las rotaciones, su base suplente es el veterano y conocido Javi Salgado, un maestro con el balón en las manos, gran triplista y jugador al que hay que tener máximo respeto en las posesiones finales, en las que no tiene complejo alguno en asumir responsabilidades. Le acompaña el cordobés Rafa Huertas, otro veterano de la competición, que llegó con la temporada comenzada con contrato temporal, tirador y que se ha ganado un puesto por la lesión del balear Tomeu Rigo, quien ha perdido mucho protagonismo en una plantilla tan completa y compensada. El riojano Edu Martínez es su alero alto, muy acertado desde la línea de triple. El año pasado ya lo hizo muy bien en Burgos y siempre vive tras la línea de triple. Los suplentes en el juego interior son Iván Cruz, un cuatro grande, peligroso en situaciones de bloqueo, junto con el norteamericano Benjamin Lammers, típico poste blanco americano, serio, cumplidor, buen reboteador, máximo taponador de la liga, intimidador y muy activo en las continuaciones.