La racha del Carramimbre termina en Miribilla

La racha del Carramimbre termina en Miribilla
El Norte

Los de Paco García compitieron hasta el final ante el todopoderoso RETAbet Bilbao Basket, pero fueron incapaces de sumar la quinta victoria consecutiva ante más de 6.000 personas

El Norte
EL NORTEValladolid

La racha de cuatro triunfos consecutivos murió en Miribilla. Ni el escenario ni el rival invitaban al optimismo, pero el Carramimbre compitió de tú a tú y hasta el final ante uno de los grandes de la liga, RETAbet Bilbao Basket, que finalmente se quedó con la victoria (84-77). Los locales se apoyaron en el aliento de los suyos para distanciarse en el tercer cuarto y mantener a raya a los pupilos de Paco García, que no le perdieron la cara al partido.

84 RETAbet Bilbao Basket

Thomas Schreiner (), Jaylon Brown (), Edu Martínez (), Iván Cruz (), Kevin Larsen () -quinteto titular-. También jugaron: Jon Aldecoa (), Tomeu Rigo (), Unai Mendicote (), Javi Salgado (), Rafa Huertas (), Ben Lammers () y Leonardo Demetrio ().

77 Carramimbre CBC Valladolid

Óscar Alvarado (20), Greg Gantt (17), Carlos Novas (0), Sergio de la Fuente (12), Seydou Aboubacar (4) -quinteto titular-. También jugaron: Jubril Adekoya (1), Mike Torres (0), Álvaro Reyes (), Jonathan Kazadi (19), Bradley Hayes (3) y Álex Reyes (4).

Parciales:
26-20, 16-20 (42-42 al descanso), 25-19 y 17-16
Árbitros:
Zafra Guerra, Caamaño Muñoz y Pinela García.

Valiente como acostumbra y dispuesto a competir de tú a tú, el Carramimbre saltó al parqué de Miribilla sin tapujos, a pesar del imponente escenario en el que se iba a batir. Ante más de 6.000 personas, los vallisoletanos comenzaron acertados en ataque, pero un tanto desajustados atrás. RETAbet Bilbao Basket sumaba en prácticamente todas las posesiones y Sergio de la Fuente (9 puntos y 12 de valoración en el primer cuarto) sostenía a los suyos al inicio (16-14).

Con el paso de los minutos, los vallisoletanos empezaron a encadenar buenas defensas y Álex Mumbrú se vio obligado a solicitar un tiempo muerto y dar entrada a Javi Salgado. Paco García movió ficha y anuló al veterano base dando entrada a Mike Torres, entre algodones durante la semana, que cumplió con su cometido hasta que finalizó el periodo inaugural (26-22).

Bilbao Basket salió más enchufado al segundo cuarto y bajo la batuta de Javi Salgado, ahora sí capaz de hacer funcionar a los bilbaínos, consiguió distanciarse ligeramente (33-25). El Carramimbre, sin embargo, respondió con la segunda unidad, imponiendo su rotación. Sin Sergio de la Fuente en cancha, Jonathan Kazadi, Álex Reyes (11 puntos y tres triples al descanso) y Bradley Hayes dieron un paso adelante para asestar a los locales un parcial de 7-0 y ponerse por delante por primera vez en el partido (33-34). Pero la alegría fue efímera en el bando carmesí. Bilbao Basket devolvió la estocada a los visitantes (7-0), aunque el acierto de Greg Gantt y Álex Reyes, con sendos triples en la recta final de la primera mitad, sirvieron para que el Carramimbre llegase al descanso con empate en el marcador (42-42).

Miribilla acaba con las esperanzas

Tras el empate técnico con el que se saldó la primera parte, RETAbet Bilbao Basket salió de vestuarios con una marcha más y le endosó al Carramimbre un parcial de 6-0 en apenas minuto y medio. La grada de Miribilla se encendió con los suyos y viceversa, pero el CBC siguió en pie. Los locales firmaron sus mejores minutos liderados por Jaylon Brown y Schreiner, pero fueron incapaces de sacar a los vallisoletanos de la cancha. El partido se endureció y ambos conjuntos afrontaron el último asalto con ventaja local (67-61).

Los bilbaínos volvieron a salir dispuestos a finalizar la contienda, pero el Carramimbre resistió los envites de los Hombres de Negro. Un triple y personal de pletórico Álex Reyes silenció momentáneamente al Bilbao Arena y sendos conjuntos encararon los últimos cinco minutos con un marcador muy apretado (74-71).

Los decibelios iban en aumento y los locales demostraron que aún tenían una marcha más. Jaylon Brown continuó con su recital anotador (17 puntos) y Larsen hizo lo propio en segundas oportunidades y jugando por encima del aro. Miribilla, escenario histórico y de grandes noches, demostró su condición e hizo el resto. El Carramimbre no estuvo acertado en las posesiones críticas y fue incapaz de descifrar el ataque de los pupilos de Mumbrú, que tenían el partido en su mano a falta de un minuto (81-75). El técnico vasco confió en la muñeca de un certero Thomas Schreiner para sentenciar desde la personal (84-77).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos