La primera canasta del año para el Carramimbre CBCV

Fernández, Leimanis, Adeyoka, Bartley IV, Niksha Federico, Tom Granado, Hugo López, Daniel Astilleros, Sergio de la Fuente, Rubio, Aboubacar, Mackenzie y Mike Torres./Rodrigo Jiménez
Fernández, Leimanis, Adeyoka, Bartley IV, Niksha Federico, Tom Granado, Hugo López, Daniel Astilleros, Sergio de la Fuente, Rubio, Aboubacar, Mackenzie y Mike Torres. / Rodrigo Jiménez

El nuevo equipo de Hugo López afronta una temporada con el hándicap de la inexperiencia

ENRIQUE IBÁÑEZ HUERTAValladolid

El Carramimbre Valladolid vuelve al trabajo. El equipo, este año de Hugo López, inició ayer su pretemporada con el primer entrenamiento. Una primera sesión donde el técnico vallisoletano, que debutará este año como entrenador principal en Liga LEB, pudo contar con todos los miembros de la plantilla y con la mente ya puesta en el primer partido de pretemporada contra el Chocolates Palencia. «El club ha hecho un esfuerzo para poder tener a toda la plantilla desde el primer día y evita la obligación de tener que integrar jugadores durante la temporada» afirmó Hugo López.

El nuevo técnico analizó cuál será el papel del equipo vallisoletano esta temporada que se avecina en la liga LEB y teme el hándicap de la inexperiencia de algunos jugadores de la plantilla e incluso de él mismo. «La liga sigue siendo muy competitiva y hay cuatro equipos que están por encima de los demás. Nosotros tenemos que ver cómo vamos acoplándonos a esta competición, tenemos jugadores nuevos, mucho potencial, pero quizá pequemos de inexperiencia». Y añadió que el elemento fundamental que debe tener esta plantilla es conformar un bloque unido. «El éxito de este equipo reside en el conjunto. Tenemos más amenazas que otros equipos, pero debemos alcanzar diversidad y formar un equipo con varios jugadores que puedan crear peligro», comentó Hugo.

«El objetivo del equipo es ir día a día. Debemos centrarnos en los encuentros que tenemos más cerca y en este caso es el primer partido de liga contra el Marín Peixefresco». Con estas palabras Hugo López profundizó en cuál será la mentalidad del Carramimbre, y remarcó cómo quiere que funcione su nuevo equipo. «Tenemos una plantilla muy versátil, con jugadores que pueden jugar en dos posiciones. Quiero que seamos un equipo con un alto nivel de intensidad y muy dinámicos, contamos con grandes tiradores y eso va a ser fundamental tal y como está evolucionando el juego». Aunque avisó que «tenemos un gran talento ofensivo, pero para ganar partidos en esta liga tienes que estar muy sólido defensivamente y es lo que vamos a trabajar desde el primer día».

El canterano y uno de los capitanes del Carramimbre CBCV, Daniel Astilleros, señaló que el objetivo que tienen los jugadores este año «es la salvación y una vez conseguido, asegurar los 'play-offs'». Astilleros, que fue uno de los primeros jugadores de la ciudad en formar parte del equipo, destacó la evolución que ha sufrido el club en todos estos años . «El primer año solo cinco éramos de aquí. No teníamos ropa y materiales, pero a medida que han pasado los años el equipo ha dado pasos de gigante para mejorar».

Mike Hansen «En el deporte, la fuerza la dan los abonados»

El presidente del CBC Valladolid, Mike Hansen, también habló sobre la situación del club. «En el deporte, la fuerza te la dan los abonados. Que la gente vea baloncesto es muy bueno, pero también hay cabida para los otros deportes de esta ciudad, que al final es uno de nuestros patrimonios». La cantidad de abonados que tendrá el equipo esta temporada sigue siendo un misterio. «Todavía hay gente que llama para renovar el abono. Mínimo, la cantidad que teníamos el año pasado podemos alcanzarla, pero debemos crecer un poco más».

«El currículum de Hugo habla por sí solo, ha ganado títulos en muchos equipos y ha sido segundo de Laso. Merece un gran respeto». Así definió el presidente a Hugo López y añadió que «este año tenemos el mejor equipo ofensivo de nuestra historia».

En cuanto al presupuesto de la plantilla, Hansen ha asegurado que «ha crecido en un 10% ,hasta los 627.000 euros».