CBC Valladolid

Paco García: «Esto no da más de sí. Es difícil sacar más conejos de la chistera»

Paco García habla con Sergio de la Fuente en un parón del partido ante el Melilla. /Villamil
Paco García habla con Sergio de la Fuente en un parón del partido ante el Melilla. / Villamil

El técnico del Carramimbre lanza un mensaje pesimista para lo que queda de temporada: «El chicle da para lo que da, hace semanas que lo veo»

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

Irreconocible por el tono y lo pesimista de su mensaje, Paco García dejó boquiabiertos a los presentes en sala de prensa al término del partido ante el Melilla. «Son muchos condicionantes, he querido apretar al equipo al descanso, y posiblemente sea la última que lo haga en la temporada porque ya no hay muchas más opciones de estirar el chicle. Da para lo que da y es difícil pensar en sacar más conejos de la chistera. Lo hemos intentado por activa y por pasiva. Con zona, con hombres, con cosas raras, con un equipo de grandes, con uno de pequeños, con dos bases, con cuatro aleros... y no hemos sido capaces», se lamentaba, reflejando impotencia por una derrota que empezó a escribir a los pocos segundos de iniciarse el partido. «Es más de lo mismo. Nos hemos encontrado con un señor equipo, con un juego interior brutal. La permanencia está hecha y vamos a ver si tenemos un último aliento para disputar esa última plaza de 'play-off' que va a quedar bailando. Pero no lo veo tan claro, hace semanas que no lo veo», reconociendo que «el chicle da para lo que da y ahora mismo es muy difícil».

Pese a que aún quedan siete jornadas por delante, las palabras del técnico del Carramimbre iban encaminadas a arrojar la toalla. «Tenemos parámetros que nos dicen que el equipo está ya justo. Aun así hay jugadores que sacan fuerzas de donde no las hay. Estamos al límite, y eso que hoy hemos estado ahí porque somos muy pesados. Vamos trampeando, pero no somos capaces y además nos falta el acierto. No damos más, nuestros pívots son lo que son», señaló. ¿Pesimista?, se le inquirió. «Es un mensaje muy realista. Me gustaría decir: 'Tranquilos, está todo bien', pero no lo veo. Soy muy transparente. Se nos ha desfasado un parámetro que era que viniera aire fresco. No ha podido ser y cuando diseñamos la temporada, hasta ahora ha ido saliendo bien, pero no le puedo exigir más físicamente a nadie», apuntó el técnico, sin ganas ya de reiterarse en sus críticas a Hayes. «Yo le voy a seguir sacando todos los días. Y ha hecho lo mismo que todos los días, balón que coge se lo tira a cinco metros. ¡Se ha ido del campo con cero rebotes después de once minutos!», lamentó, sin cargar las tintas contra el arbitraje. «Todos tenemos días buenos y malos y quiero pensar que ha sido un mal día de arbitraje, a mí por lo menos no me ha gustado».

Por último