Baloncesto

«El objetivo es ganar al Marín ante nuestro público», afirma Hugo López

Hugo López y Mike Torres, durante la rueda de prensa previa al partido frente al Marín. /El Norte
Hugo López y Mike Torres, durante la rueda de prensa previa al partido frente al Marín. / El Norte

El CBCV Carramimbre inicia este miércoles (21:00 horas) la temporada en Pisuerga frente al recién ascendido Marín Ence Peixe Galego

Miguel Ángel Pindado
MIGUEL ÁNGEL PINDADOValladolid

El CBCV Carramimbre es prácticamente el último de los equipos de elite de Valladolid en iniciar la temporada y lo hace además adelantando a este miércoles (21:00 horas) la fecha de comienzo debido a la ocupación el fin de semana del pabellón Pisuerga con un campeonato de trampolín. Así pues, el baloncesto regresa al Pisuerga un año más en la LEB Oro, pero con nuevo técnico, una plantilla renovada y 1.307 abonados, récord del club en pretemporada. Y precisamente por el hecho de comenzar en miércoles, el nuevo técnico Hugo López instó a la afición al baloncesto de Valladolid a acudir al pabellón en el complicado primer partido de la temporada.

«Siempre es difícil el primer partido en casa, por los nervios y el deseo de agradar a la propia afición, pero es la oportunidad de refrendar el trabajo hecho en la pretemporada», comentó Hugo López quién afirmó que «el Marín es un equipo peligroso porque como todo recién ascendido tiene unas ganas enormes, pero es que además cuenta con un perímetro muy poderoso con sus nuevos fichajes Romone Saunders o Joel Hernández, ambos de la NCAA, o el irlandés Badmus. Es un equipo que le pone mucho ritmo al partido», analizó el técnico vallisoletano. Precisamente por ello, Hugo López considera que el partido puede resultar sumamente exigente, «pero debemos ser nosotros los que dominemos los tiempos del partido. No debemos confundir un gran ritmo de juego con un juego alocado de ida y vuelta. Nosotros debemos demostrar que tenemos velocidad, pero también asegurar nuestras posesiones. En este sentido también la defensa jugará un papel clave y también las rotaciones, que nos permitirán mantener una elevada intensidad durante todo el partido».

Hugo López se mostró satisfecho con la plantilla, a la que calificó de «la mejor que hemos podido configurar, con jugadores que se identifican con el estilo de juego que deseamos proponer». En cuanto a los objetivos para esta temporada, el técnico señaló que «el primer objetivo es ganar al Marín. Después, en una liga tan larga, con 34 partidos por delante, lo principal es seguir creciendo como club. El nivel de 'scouting' es muy alto en la Liga LEB y muchos equipos nos pondrán en dificultades, pero nuestra plantilla tiene aún mucho margen de mejora y es ahí donde debemos trabajar», afirmó Hugo López.

Sobre las peticiones de cárcel de la fiscalía sobre Hugo López debido al tema de los pasaportes falsos del Real Madrid, el técnico se mostró «muy tranquilo sobre este tema. Ya declaré en su día y lo único que me preocupa es perder algún entrenamiento por asistir al juicio«.

Y en cuanto al tema de la ocupación del Pisuerga durante esta semana por el campeonato de trampolín, Hugo López manifestó que «es sin duda una molestia que quizás ocurrirá alguna vez más a lo largo de la temporada. Es algo que no podemos controlar, son compromisos de la Fundación Municipal de Deportes, así que intentaremos adaptarnos de la mejor forma posible. Iremos a entrenar al pabellón Pilar Fernández Valderrama.

Mike Torres, con ganas de empezar

El base Mike Torres acudió a la rueda de prensa en representación de la plantilla para expresar el deseo y las ganas de todos los jugadores «de comenzar ya la temporada. Hemos trabajado bien en pretemporada y estamos deseando empezar la liga». Torres reconoció que «la diferencia con el estilo de juego de la temporada anterior es que quizás ahora el juego es más rápido y más ofensivo, pero el objetivo sigue siendo primero afianzar la permanencia y a partir de ahí la competición nos colocará en nuestro lugar».

A pesar de la excelente pretemporada del equipo, Mike Torres afirmó que «las sensaciones que tenemos son buenas, pero los partidos de pretemporada son algo irreales porque los equipos aún no están conjuntados, se hacen pruebas, etc. Es ahora cuando hay que demostrar el buen trabajo realizado».

Torres afirmó que la plantilla, tanto deportivamente como personalmente, está unida. «Los que llevamos aquí más tiempo hemos acogido muy bien a los nuevos, que también se han adaptado e integrado muy bien. En cuanto a mi aportación, me encuentro muy cómodo con el equipo y con el estilo de juego rápido, pero todavía podemos mejorar».