Juan Rubio se incorpora al perímetro del Carramimbre

Juan Rubio acaba una acción en mate durante su última temporada en Melilla. /El Norte
Juan Rubio acaba una acción en mate durante su última temporada en Melilla. / El Norte

Procedente de Melilla, destaca por su poderío físico, su amenaza desde la línea de tres puntos y su capacidad defensiva. Cubre la plaza dejada por Álex Reyes

El Norte
EL NORTEValladolid

Segunda cara nueva en el Carramimbre CBCV 2019/20 tras la llegada de Toms Leimanis. El joven alero Juan Rubio, procedente de Melilla Baloncesto y con experiencia en distintos equipos LEB, se convierte en la séptima pieza del proyecto 2019/2020.

Juan Rubio Niñirola (Murcia, 1995) es un alero de 1,98 y apenas 23 años que destaca por su capacidad física y reboteadora, además de un lanzamiento de tres fiable. Merced a sus cualidades atléticas, el murciano es capaz de defender a rivales de distintas posiciones, tanto exteriores como potentes interiores. Formado entre las canteras del CB Capuchinos y del UCAM Murcia, el ex de Melilla Baloncesto cuenta con experiencia en Liga EBA (CB Begastri) y en LEB Plata (Xuven Cambados), donde mostró su mejor versión: 8,9 puntos, 3,5 rebotes y 1,5 asistencias por partido fueron los números del nuevo jugador del Carramimbre CBCV en la temporada 2016/2017, donde brilló merced al papel de protagonista que ostentaba en el conjunto gallego.

Ya en Melilla, Juan Rubio se vio relegado a un rol más secundario, disputando una media de 17 minutos en 30 encuentros de liga regular, en los cuales ha firmado 4 puntos, 2 rebotes y un total de 2,9 de valoración. Bajo las órdenes de Hugo López, donde volverá a contar con un rol más protagonista, el alero murciano continuará su progresión y explotar el potencial que ostenta.

'Un portento'

El técnico Hugo López valora la progresión y margen de mejora que tiene el nuevo jugador del Carramimbre. «Juan Rubio es un jugador joven, con progresión y pasado en distintos equipos de ligas LEB. Físicamente es un portento, su gran amenaza es el tiro de tres y el juego de uno contra uno. Defensivamente nos va a ayudar mucho, ya que es capaz de defender a jugadores en el 'dos' y en el 'tres', y además cuenta con capacidad reboteadora merced a su ritmo atlético y habilidad para defender a jugadores potentes», apunta.