Baloncesto

Gantt agradece las muestras de cariño tras su accidente

Greg Gantt. /R. Jiménez
Greg Gantt. / R. Jiménez

El escolta seguirá tres de meses de recuperación en Estados Unidos para continuar con la misma luego en España

Víctor Borda
VÍCTOR BORDAValladolid

Ha sido un palo muy gordo para el Carramimbre Ciudad de Valladolid. Greg Gantt, que iba a cumplir su tercera campaña en las filas de las ardillas, ha visto truncada esa posibilidad por culpa de un accidente doméstico en Estados Unidos. Un espejo que se cayó y le seccionó un ligamento de su mano dominante, la izquierda. Una lesión de que la fue intervenido y que le mantendrá en el dique seco durante unos cuantos meses. El jugador, que poco a poco va encajando la dolorosa realidad de perderse toda la temporada, iba a ser un jugador importante tanto en la pista como en el vestuario. El club se ha puesto a la caza y captura de un recambio.

Gantt, agradecido por las muestras de cariño recibidas de los aficionados vallisoletanos, colgó ayer en Instagram un mensaje para responder a los gestos y palabras de apoyo en estos malos momentos. Su escrito dice así: «A mi familia de Valladolid. Estoy seguro de que todos lo habéis oído sobre mi lesión y me rompe el corazón saber que no voy a poder jugar esta temporada, pero debo estar centrado en mi salud y mi pronta recuperación para así poder jugar en mi casa».

Prosigue su texto diciendo que está «agradecido por las muestras de cariño que he recibido en estos días, y me llegan directamente al corazón. Lo mejor de jugar en Valladolid es todo el apoyo que los fans dan cada día. Estaré allí lo más pronto posible para apoyar siempre a mi equipo, mientras continúo con mi rehabilitación para llegar más fuerte a la próxima temporada. Os quiero y gracias de nuevo. Nos veremos pronto en la cancha, como siempre ha sido».