Baloncesto

Colchón de 34 puntos para el Carramimbre en Huesca

Greg Gantt. /A. Mingueza
Greg Gantt. / A. Mingueza

Al Ciudad de Valladolid le basta con perder por menos de esa diferencia para entrar en el 'play-off'

Víctor Borda
VÍCTOR BORDAValladolid

El Carramimbre Ciudad de Valladolid tiene pie y medio en el 'play-off' de ascenso a la Liga ACB. Pero queda certificar el pase en Huesca, en el feudo de un equipo aragonés que también se juega poder meterse en las posiciones que dan el derecho a disputar la siguiente fase de la LEB Oro. La parte buena es que el equipo vallisoletano acude con un colchón de 34 puntos conseguidos en el partido de la primera vuelta en Pisuerga (84-50). Una renta que el equipo carmesí debe saber gestionar, aunque el mensaje de Paco García es claro y rotundo: «Hay que ir a ganar a Huesca. No podemos ir exclusivamente a defender la ventaja porque podemos tener problemas».

Si el Carramimbre se queda con 19 victorias finalmente al perder en la pista oscense, será equipo de 'play-off' si lo hace por menos de esos 34 puntos con independencia del enfrentamiento directo de los otros dos equipos que tienen a estas alturas 19 triunfos, Covirán Granada y Chocolates Trapa Palencia. Si los palentinos se imponen en el feudo nazarí y Huesca vence a las ardillas, el equipo granadino sería el descartado para el 'play-off' de ascenso. Si son los morados caen en el ciudad andaluza, el Carramimbre está obligado a perder por menos de los 34 puntos ya mencionados.

El Levitec Huesca, que suma 18 victorias, necesita ganar a los vallisoletanos si quiere entrar en los cuartos de final. Sí o sí. No le queda otra. Es el equipo que más complicado lo tiene. Pero sabe que si gana, aunque sea por un punto, puede encontrarse con la carambola de que el palencia dé buena cuenta del Covirán. Granada debe imponerse a los morados para no depender de que el Carramimbre venza en el feudo aragonés. La derrota del cuadro oscense en La Coruña durante la pasada jornada ha menguado de manera importante las opciones de los hombres de Guillermo Arenas.

Triple empate

Si las ardillas se imponen al Levitec en Huesca, ingresará en el grupo de equipos que acaban la temporada con 20 victorias. Ahí se juntaría con Granada o Palencia, el que gane en la última jornada, y el que pierda en el enfrentamiento de esta última jornada entre los dos conjuntos que suman 20 triunfos en este momento, Melilla y Ourense. La única opción de que el cuadro vallisoletano termine sexto la fase regular –nunca puede ser quinto y disfrutar por ello del factor campo en el cruce de cuartos de final– es que se produzca un triple empate en el que entre Granada, que el cuadro nazarí gané al palentino. Ahí con el Covirán y el perdedor del Melilla-Ourense sale beneficiado en el caso de un triple empate.

Por lo que respecta a los rivales, la segunda plaza es del Retabet Bilbao, por lo que su rival en cuartos será el que acabe en la novena posición en la tabla clasificatoria. Los equipos que nadie quiere ni en pintura son el Liberbank Oviedo, uno de los favoritos para estar en la 'Final Four' del primer fin de semana de junio, y el Iberojet Palma, el conjunto que más en forma se ha mostrado durante la segunda vuelta. La posibilidad de ser sexto te lleva a medirte al quinto, que son Ourense o Melilla, equipos a los que el Carramimbre no ha logrado derrotar esta temporada en sus enfrentamientos de la fase regular, aunque sobre el papel son más asequibles que los planteles que les preceden en la clasificación.

La jornada trigésima cuarta promete ser más que interesante. De la quinta a la novena posición están aún por decidir en una competición en la que cualquiera puede ganar a cualquiera. Como reconoció el técnico del Carramimbre puede pasar que un equipo con 19 triunfos en el presente curso se quede fuera del 'play-off', un reflejo de la igualdad que ha existido sobre la cancha.