Baloncesto

El Carramimbre toma el Pumarín

Mike Torres. /Tania Fernández
Mike Torres. / Tania Fernández

El equipo vallisoletano remonta en el marcador para superar al Liberbank Oviedo

El Norte
EL NORTEValladolid

Dos de dos. Segundo triunfo de un Carramimbre CBCV que está dejando muy buenas sensaciones en la actual pretemporada. Los de Hugo López fueron de menos a manos para terminar asaltando el Pumarín de Liberbank Oviedo (89-92) merced a una gran segunda mitad y unos últimos minutos sublimes. El próximo compromiso, este martes a las 20:00 en Boecillo y frente a Cáceres Patrimonio de la Humanidad.

Sin Tom Granado, convaleciente por una faringoamigdalitis pultácea y que ni siquiera viajó a Oviedo, el Carramimbre CBCV comenzó entonado su segundo amistoso de la temporada y único lejos de la comunidad. Un triple de Niksha Federico distanció ligeramente a las ardillas a las primeras de cambio (2-7), pero Liberbank mejoró con el paso de los minutos para dar la vuelta al resultado. Los problemas del cuadro vallisoletano para cerrar el rebote y las pérdidas, permitieron a los ovetenses coger la iniciativa para no soltarla en todo el periodo (16-12). Así, dos triples casi consecutivos de Frank Bartley y la buena labor de Sergio de la Fuente mantuvieron a rebufo a los carmesí (23-19), de blanco y sin dorsales en el día de hoy.

89 Liberbank

Gunnar Olafsson (5), Víctor Pérez (6), Matti Nuutinen (14), Sergio Llorente (9), Óliver Arteaga (11) -quinteto inicial-. También jugaron: Álex Reyes (18), Rolandas Jakstas (2), Devin Wright (2), Alejandro Rodríguez (3), Sergio Arias (2), Fran Sánchez (0) e Iván Menéndez (-).

92 Carramimbre

Mike Torres (9), Kimbal Mackenzie (19), Niksha Federico (12), Sergio de la Fuente (15), Seydou Aboubacar (0) -quinteto inicial-. También jugaron: Jubril Adekoya (5), Toms Leimanis (5), David Fernández (0), Dani Astilleros (0), Juan Rubio (0) y Frank Bartley (27).

Parciales
23-19, 29-24 (52-43 al descanso), 16-23 y 21-25 (89-92 final).

Los ocho puntos del ex del Carramimbre CBCV Álex Reyes fueron la cifra más destacada de un primer periodo rápido y vistoso que iba a seguir por la misma línea durante los primeros compases del segundo. Los de Javi Rodríguez abrieron la veda con un triple que supuso máxima a su favor (26-19) y que fue el preludio de lo que estaba por venir para los de Hugo López: un bombardeo desde la larga distancia.

Liberbank Oviedo, con un total de cinco triples (8/11 al descanso) en el segundo periodo, mantuvo a raya a un Carramimbre CBCV que cada vez que se acercaba en el marcador a los locales, recibía el consiguiente castigo desde más allá del arco. Los de Hugo López, a pesar de mejorar en el rebote, se sustentaron en los puntos de Frank Bartley y Sergio de la Fuente (14 y 10 puntos en la primera mitad, respectivamente) para no perderle la cara al partido (44-35 a falta de cuatro minutos para el descanso) y mantenerse a remolque de los ovetenses. No obstante, el ritmo del partido se frenó drásticamente ante las continuas faltas de ambos equipos, circunstancia que aprovecharon los de Javi Rodríguez para llegar a la segunda parte con una buena renta a su favor (52-43).

Con 52 puntos encajados, las opciones del Carramimbre pasaban por mejorar en defensa y acabar con la sangría de triples, aunque la desventaja, siempre cerca de los 10 puntos, pesaba mucho. Sin Tom Granado por enfermedad, Hugo López continuó con las pruebas y las rotaciones hasta acabar con un quinteto pequeño y Niksha Federico jugando de ala-pívot, lo cual propició que los vallisoletanos remontaran parcialmente y volvieran a ponerse a tiro del Liberbank (64-58) con tres minutos para llegar al último asalto.

El Carramimbre mantuvo una marcha más que el rival y cinco puntos consecutivos de Frank Bartley obligaron a Javi Rodríguez a parar la contienda (66-64) ante la remontada ya materializada por los carmesí. La buena defensa de los pupilos de Hugo López provocó muchas pérdidas y que llegaran puntos al contraataque para ratificar que las opciones de las ardillas pasan por la velocidad y un ritmo alto. Así, con todo por decidir, asturianos y vallisoletanos llegaron a los últimos diez minutos de partido a solo dos puntos de diferencia (68-66).

Otros dos contraataques culminados por un gran Frank Bartley (27 puntos) y Kibal Mackenzie abrieron el cuarto periodo y pusieron al Carramimbre CBCV por delante en el marcador (68-70), algo que no ocurría desde los compases iniciales del partido. Los de Javi Rodríguez, diluidos por las pérdidas y sin el acierto exterior de la primera parte, sufrieron para hacer daño a un cuadro, el carmesí, muy ordenado y bien plantado defensivamente. El enésimo robo de Mike Torres, por si fuera poco, obligó al técnico gallego a pedir un tiempo muerto con cinco minutos por disputarse (78-80).

El partido, igualado de principio a fin, llegó al último minuto con una diferencia mínima (83-83) ante la que el Carramimbre sacó su mejor versión atrás para que Kimbal Mackenzie diese la puntilla. Cinco puntos del combo canadiense, incluyendo un triple al límite de la posesión, dejaron prácticamente sentenciado el partido a falta de 10 segundos (86-90). Los vallisoletanos, con todo de cara, no fallaron desde la línea de personal y se hicieron con un meritorio triunfo después de que Liberbank Oviedo fallase sobre la bocina para llevar el partido a la prórroga (89-92).