El Carramimbre suma un triunfo más en Granada

Paco García rodeado de sus jugadores./
Paco García rodeado de sus jugadores.

Los de Paco García recuperan la gasolina perdida y acaban con la racha de tres derrotas

CONTRERAS CARRASCOGranada

Carramimbre Valladolid consiguió una importante victoria en su lucha por entra en el Play Off de Ascenso a la Liga Acb tras derrotar a Covirán Granada por 64-74, en un partido donde los de Paco García fueron muy superiores a su rival.

64 Covirán

Parciales: 1

74 Carramimbre

Óscar Alvarado (9), Álex Reyes (9), Greg Gant (19), Sergio de la Fuente (7), Seydou Aboubacar (5) - Cinco Inicial- Mike Torres (2), Jonathan Kazidi (8),Carlos Novas, Bradley Hayes (4), Jubril Adekoya (11).

Parciales
16-27, 33 (17)-43 (16), 45 (12)-60 (17), 64 (19)-74 (14)
Árbitro
Lizana Moreno, López Lecuona e Iglesias Ambrosio. Eliminado por faltas el jugador visitante Sergio de la Fuente.
Inicidencias
Encuentro disputado en el Palacio de los Deportes de Granada ante 4118 espectadores según datos oficiales.

La puesta en escena del partido fue mejor la de Carramimbre Valladolid que salió muy enchufado en el lanzamiento exterior, un triple de Álex Reyes y otro de Greg Gant le dieron seis puntos de ventaja, 2-8. Los interiores de Granada, Devin Wright y Guille Rubio estrecharon el marcador hasta el 8-10. De nuevo apareció Greg Gant, que estaba en estado de gracia en este inicio de partido, y anotó dos triples consecutivos que volvieron a estirar el marcador hasta los ocho puntos, 8-16. Gant seguía martilleando el aro nazarí y llevaba, el solo, 16 de los 23 puntos que había conseguido Valladolid y que le daba una máxima ventaja de diez puntos. Este primer curto era dominado totalmente por Carramimbre Valladolid que atacaba con mucha fluidez y en defensa logro que los nazaríes no jugasen cómodos y le s obligaban a realizar tiros lejanos con muy poco éxito para los locales. Una canasta desde 5 metros de Bradley Hayes le dio la máxima ventaja a los de Paco García, 13-27. Un triple de Josep Pérez cerró el cuarto en 16-27.

En el segundo cuarto, Valladolid no salió tan acertado en ataque, pero seguía muy intenso en defensa lo que le permitía aumentar las rentas en el marcador, los pucelanos a falta de 6:40 doblaban en el marcador a Covirán Granada, 16-32. Carramimbre Valladolid pudo frenar a todo Covirán Granada, salvo a Guille Rubio, que con dieciséis puntos en la primera mitad logró mantener a flote a Covirán. Los granadinos lograron recortar la desventaja hasta los once puntos (26-37), pero cuatro puntos consecutivos de Kazadi volvieron a estirar el marcador hasta los quince puntos, 26-41. En el tramo final de cuarto, Valladolid bajó la intensidad defensiva y Covirán Granada empezó a anotar con algo más de fluidez, pero los pucelanos lograban que las rentas estuviesen siempre por encima de los diez puntos. Cuatro puntos consecutivos de los granadinos lograron bajar las rentas al descanso a los diez puntos (33-43), renta corta para la superioridad que demostró Carramimbre Valladolid en los primeros veinte minutos.

Ramón L. Pérez

En el inicio del tercer cuarto Granada quería reengancharse al partido y logró poner a ocho puntos y tuvo hasta dos ataques para recortar más las rentas, pero los nazaríes erraron y entre Aboubacar y Gant volvieron a dar otro estirón al marcador, 37-50. Los pucelanos volvieron a subir la intensidad defensiva y volvieron a cortocircuitar el ataque de los locales, esa mejora defensiva también llegó en ataque y tras un triple de Adekoya igualaron su máxima renta en el partido, 39-55. Una técnica señalada al local Guille Rubio, la aprovechó Valladolid para conseguir su máxima renta en el partido, 39-58. Los pucelanos estaban rompiendo el partido en este tercer cuarto ante un impotente Covirán Granada que no encontraba la manera de hacerle daños a Carramimbre ni en defensa, ni en ataque. A falta de 1:30 los de Paco García lograron superar la veintena de puntos de renta, pero dos triples de Covirán Granada en el último minuto cerró el marcador en el tercer acto con 45-60 para los del Pisuerga.

En el último cuarto Granada planteó una defensa zona que se le atragantó a los vallisoletanos y Granada, muy acertado en el exterior, logró bajar la desventaja por debajo de los diez puntos, 53-62. Una antideportiva señalada al local Pardina volvió a darle un respiro a los visitantes. Los de Paco García lograron controlar el empuje inicial de Granada y lograron estabilizar la ventaja en torno a los diez puntos. Guille Rubio seguía creándole muchos problemas a Valladolid y tras un dos más uno del pivot nazarí el marcador registraba un 60-68 a falta de tres minutos. Carramimbre Valladolid no encontraba la canasta en este cuarto y a falta de dos minutos para el final solo habían anotado ocho puntos. Pero afortunadamente Granada tampoco se mostraba muy acertado y la ventaja vallisoletana nunca llegó a bajar de esos ocho puntos. Cinco puntos consecutivos de Óscar Alvarado dejaron prácticamente finiquitado el partido para los visitantes, que a falta de 1:16 volvieron a estirar su ventaja hasta los tres puntos. Al final Valladolid se llevó la victoria por diez puntos, 64-74.