El Carramimbre impone su intensidad

Federico pungna por el balón con Jorgensen y Kacinas./Gabriel Villamil
Federico pungna por el balón con Jorgensen y Kacinas. / Gabriel Villamil

El Chocolates Trapa cede al juego coral y el dominio en el rebote de los vallisoletanos

Víctor Borda
VÍCTOR BORDACigales

No pudo tener mejor estreno el Carramimbre Ciudad de Valladolid con una victoria de mérito frente a uno de los equipos, el Chocolates Trapa Palencia, llamado a estar con los mejores de la LEBOro. Los hombres de Hugo López impusieron su mayor intensidad con un juego coral y un más que rotundo dominio del rebote, donde los vallisoletanos lograron nada menos que 17 rechaces más que sus rivales (51 a 34). El conjunto palentino sufrió lo indecible para intentar seguir la estela de sus adversarios tras el segundo cuarto, donde los locales dieron la vuelta al electrónico a base de garra y ganas. Destacar los triples de Bader, un francotirador que anotó seis triples y la clase de un ala-pívot joven pero con un futuro brutal por delante, Pradilla. En elCarramimbre, dentro del buen tono de casi todos, destacar el trabajo de Federico, los puntos de Bartley y lo que aporta el de casi siempre, Sergio de la Fuente. Un partido típico de esta fase de preparación en el que ambas escuadras tienen aún margen de mejora, sobre todo la palentina, que notó la falta del 'cinco' que está por llegar.

Primer partido de la pretemporada para el Carramimbre frente a un Chocolates Trapa más rodado que venía de ganar nada menos que a todo un ACB como Estudiantes. Un encuentro para comprobar cómo llegaban ambos conjuntos después de las primeras semanas de preparación para un LEB Oro que va a exigir, un año más, lo mejor de ambas escuadras. Unchoque para ver en acción a las numerosas incorporaciones en las dos escuadras: seis en los vallisoletanos y nueve en los palentinos.

En el primer cuarto, Palencia comenzó más enchufado y se llegó a colocar 0-5 gracias a un triple de Jorgensen y una canasta del rocoso Larsen. Pero el Carramimbre reacciono bien al inicio chocolatero para acortar hasta un 4-5, guarismo que se mantuvo durante varios minutos ante la incapacidad de los equipos para anotar. Y es que se veía que era un partido típico de pretemporada.

Pero entró en pista Travis Bader, el jugador que había dado la victoria a los hombres de Marco en el encuentro disputado ante Estudiantes con un triple final. Y es que el exterior del Chocolates Trapa demostró su calidad ofensiva con cuatro triples consecutivos que permitieron que al cuadro visitante irse al final de los primeros diez minutos de juego por delante (12-17). La defensa vallisoletana se veía impotente para ar respuesta a la calidad del tirador americano.

Hugo López da instrucciones a los suyos.
Hugo López da instrucciones a los suyos. / Gabriel Villamil

En el segundo tiempo cambió el escenario. Mackenzie estrenó el casillero de triples para los hombres de Hugo López. Jorgensen dio respuesta desde más allá de la línea de 6,75. Pero ahí se frenó el equipo palentino, que vio el inicio del acierto de los vallisoletanos. Un 15-3 en casi cinco minutos que disparó las alarmas en las filas naranjas. El acierto exterior de Leimanis, Mackenzie y Bartley, con un triple cada uno, disparó el marcador hasta un 27-20, la máxima renta hasta el momento. Marco llamó a los suyos a capítulo y la sangría no fue a más. El Carramimbre sí que lograría tener una renta de nueve puntos (35-26, m. 19). Pradilla, con detalles de la calidad que atesora este campeón de Europa, mantuvo con sus puntos al Chocolates Trapa. Al final, los locales se marchaban al descanso con seis puntos de renta (37-31) gracias sobre todo a la mejoría en el acierto de tiro un claro dominio en el rebote, con 28 rechaces para los hombres de Hugo López por solo 15 para los pupilos de Carles Marco. El parcial de ese segundo cuarto fue clarificador, un 25-14 del Carramimbre que le había permitido darle la vuelta al partido al final de los primeros veinte minutos.

El Carramimbre aguanta

El equipo vallisoletano prosiguió con alta intensidad tras el descanso. Con un De la Fuente 'on fire', el equipo de Hugo López endosó de salida un 10-3, que dio la máxima renta del encuentro hasta el momento, trece puntos (47-34, m. 13).

Palencia logró ir reduciendo la diferencia a base de mucho trabajo, pero le costaba horrores reducir la renta vallisoletana. Llegaron a ponerse a cinco puntos (48-43), pero ea un espejismo. El Ciudad de Valladolid aguantó sin demasiados agobios. Solo Pradilla les daba problemas en la pintura. El Carramimbre acabó el tercer cuarto con una ventaja de siete puntos (59-52).

El Chocolates Trapa arrancó los últimos diez minutos con el cuchillo entre los dientes. Intentó subir el nivel de intensidad, pero el Carramimbre mantuvo el tipo. Pasaban los minutos y la diferencia se mantenía. La renta carmesí alcanzó de nuevo los trece puntos ante un Palencia que se mostraba incapaz de frenar la sangría en los rebotes. El equipo de Valladolid se hacía con la victoria con todo merecimiento por 81-72. La segunda parte, el próximo día 14.