Baloncesto

El Carramimbre estrena el casillero de victorias ante Araberri

Paco García da instrucciones a Gantt. /R. Jiménez
Paco García da instrucciones a Gantt. / R. Jiménez

El equipo vallisoletano, pese a mostrarse superior, sufre para derrotar al conjunto vitoriano

EL NORTEValladolid

El Carramimbre ya tiene en el saco la primera victoria de la temporada. Los de Paco García se hicieron fuertes en casa ante Sáenz Horeca Araberri (91-79) para resarcirse de su derrota en el estreno. A pesar del mal inicio, los locales mandaron de principio a fin, aunque no lograron sentenciar hasta la recta final del último asalto. Los vallisoletanos repetirán en Pisuerga el próximo domingo 14 de octubre, día en el que recibirán la visita del Real Betis Energía Plus.

91 Carramimbre

(0).

79 Araberri

También jugaron: Sam Light (3), David Soto (), Jean Emmanuel Pierre-Charles (2), Kingsley Okoro (2), Niksha Federico (-) y Julen Landaida (0).

Parciales
26-24, 19-15 (45-39 al descanso), 25-21 y 21-19 (91-79 final)
Árbitros
Morales Gª Alcaide, Zamora Rodríguez y Lázaro Rodríguez.

Aunque la buena entrada registrada en Pisuerga invitaba a disfrutar, la entidad del rival iba a obligar a los locales a sudar el triunfo. El Carramimbre salió atenazado al inicio y necesitó más de dos minutos para aparecer sobre el parqué. Un parcial de 0-7 despertó del letargo a los de Paco García, cuya reacción no se hizo esperar. Araberri, de la mano de Junior Robinson, mantuvo a raya a los vallisoletanos hasta el ecuador del primer acto, cuando Óscar Alvarado se hizo con el mando del partido. El base canario se hizo con el tempo y los vallisoletanos remontaron a base de canastas fáciles siguiendo su son al contraataque.

Siete asistencias en los primeros diez minutos de juego propiciaron un 9-0 de parcial que le otorgó al Carramimbre la iniciativa en el marcador por primera vez (21-16). Bradley Hayes y Sergio de la Fuente, nutridos de balones a pocos metros del aro, empezaron a sumar puntos en la pintura y a generar tiros liberados para el resto. Las canastas siguieron llegando y los vallisoletanos cerraron el primer acto con una mínima ventaja (26-24, min.10).

A pesar del susto inicial, los locales terminaban por delante tras los primeros diez minutos, pero los de Paco García siguieron con su inercia positiva. La entrada de Mike Torres, un auténtico especialista defensivo, frenó el ritmo anotador de Junior Robinson y Araberri comenzó a sufrir para sumar puntos.

Todo lo contrario que un Carramimbre que, de nuevo, hizo alarde su arsenal ofensivo. Daniel Astilleros, Jonathan Kazadi y Jubril Adekoya llevaron la voz cantante y colocaron al cuadro carmesí con máxima a favor (41-30, min.16). No obstante, las diferencias se redujeron tras un último minuto lleno de imprecisiones en el bando local, muy permisivo en el rebote defensivo (45-39).

Pese a los 16 puntos que ya llevaba Junior Robinson, la premisa de Paco García se estaban cumpliendo: no dejar aportar al resto. Solamente cinco jugadores de Araberri habían anotado en la primera mitad mientras que en el Carramimbre ninguno superaba las diez unidades pero todos habían sumado.

El juego coral de los pucelanos se impuso en la primera parte y, con la lección bien aprendida del inicio, los locales salieron muy concentrados tras el paso por vestuarios.

Un parcial de 5-0 de inicio distanció de nuevo al conjunto carmesí (50-39) y colocó diez puntos de renta entre ambos conjuntos. Los de Paco García no bajaron el ritmo anotador ni la intensidad defensiva durante el tercer cuarto, castigando todos los intentos de los vitorianos de acercarse en el marcador, pero siendo incapaces de despegarse definitivamente. Las concesiones del Carramimbre en el rebote permitieron a Araberri llegar con opciones al último asalto (70-60, min.30).

Los vitorianos saltaron al parqué dispuestos a aprovechar la indulgencia del Carramimbre e hicieron saltar las alarmas con un parcial de 0-5. Por primera vez en varios minutos, los de Antonio Herrera bajaban de los psicológicos diez puntos, aunque el acercamiento fue efímero. Óscar Alvarado volvió a la cancha dispuesto a sentenciar a los visitantes y se apoyó en Bradley Hayes y Greg Gantt para volar hasta los 15 de diferencia (80-65) a falta de cuatro minutos. Sin sobresaltos, el primer triunfo de la temporada se quedó en Pisuerga.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos