El Carramimbre despide la pretemporada con derrota en Rioseco

Mike Torres intenta dirigir el juego del equipo ante la presión rival. /Rodrigo Jiménez
Mike Torres intenta dirigir el juego del equipo ante la presión rival. / Rodrigo Jiménez

Los de Hugo López firmaron el peor partido de todos los amistosos disputados y se vieron visiblemente cansados ante un Delteco Gipuzkoa Basket que desarboló el perímetro de las ardillas

El Norte
EL NORTEValladolid

Fin a la pretemporada del Carraimbre CBCV con cinco victorias y dos derrotas, ambas de forma consecutiva y para cerrar la gira de amistosos. Los pupilos de Hugo López, visiblemente cansados y faltos de piernas, no pudieron imponerse a un Gipuzkoa Basket (83-93) con más chispa y un perímetro letal que siempre llevó la iniciativa ante las ardillas. Los donostiarras, con el vallisoletano Iñaki Martín de segundo entrenador, se hicieron con el V Trofeo Canal de Castilla ante cerca de 350 espectadores.

83 Carramimbre

Parciales:

93 Gipuzkoa Basket

Johny Dee (19), Reed Timmer (), Alex Murphy (4), Davis Rozitis (8), Adam Sollazzo (13) -quinteto inicial-. También jugaron: Lazar Mutic (6), Xabi Oroz (4), Karamo Jawara (6), Mikel Motos (5), Mikel Uriz (8), Julen Olaizola (-) y Biram Faye (0).

Parciales:
23-26, 21-25 (44-51 al descanso), 25-22 y 14-20 (83-93 final).

Con menos de 48 horas de descanso entre el partido frente a San Pablo Burgos y el amistoso ante Gipuzkoa Basket, el Carramimbre CBCV, visiblemente cansado, tardó en asentarse sobre el parqué de Medina de Rioseco. Un parcial de salida de 2-7 favorable a los de Marcelo Nikola supuso una tempranera técnica contra Hugo López, aunque el enfado del técnico despertó a sus pupilos, que posiblemente firmaron los peores minutos de la pretemporada.

La entrada de Tom Granado mejoró notablemente el ataque de las ardillas y el pívot se echó el equipo a la espalda con 11 puntos en el primer periodo. Los problemas de los carmesí, no obstante, no estaban en la pintura, sino en el perímetro. Los ocho puntos de Johny Dee y los 10 de Reed Timmer permitieron a los donostiarras apuntarse el asalto inaugural que despidió Toms Leimanis con un triple (23-26).

Sergio de la Fuente tomó el testigo de Tom Granado y lideró la reacción local para ponerse por delante por primera vez tras doce minutos de juego (30-28). El Carramimbre, así, logró mantener el mando hasta la recta final, aunque la ventaja máxima no superó los cinco puntos (42-37) tras un triple de Niksha Federico. Pero fue efímero. Los vallisoletanos se atascaron y Delteco Gipuzkoa Basket desplegó todo su arsenal para despedir la primera parte con un parcial de 2-14 (44-51).

El estirón final de los visitantes suponía máxima desventaja para un Carramimbre CBCV cuyas opciones pasaban por cerrar su aro y detener la sangría de puntos del perímetro. Las buenas noticias, sin embargo, estaban en el marcador: a pesar de que los carmesí estaban firmando un flojo encuentro, la diferencia era salvable. Y rápidamente se redujo a la mínima. El acierto de los visitantes bajó desde más allá del 6,75 y la buena defensa de los vallisoletanos permitió sumar puntos al contrataque para poner el 58-59 que obligó a Marcelo Nicola a solicitar un tiempo muerto con 4:38 para llegar al último asalto.

La reacción igualó las tornas y ambos conjuntos se abonaron a un toma y daca para llegar al último periodo con todo por decidir (69-73). La nota negativa, sin embargo, volvió a llegar en forma de lesión. Niksha Federico, después de recibir un fuerte golpe, se retiró al banquillo y no volvió a saltar al parqué, algo que tampoco hizo Frank Bartley en ningún momento y por precaución. Con el inicio liguero a la vuelta de la esquina, cualquier riesgo es poco.

La situación, asimismo, se complicaba para un Carramimbre que sufría para defender el poderoso perímetro de los visitantes, además de que perdía piezas en esas posiciones. Así, tras una ligera desconexión de los pupilos de Hugo López y presos de la precipitación, los vallisoletanos quedaron muy a remolque de un Delteco que rompió definitivamente el partido a falta de cinco minutos (77-87). Los de Marcelo Nicola lograron mantener la renta y cerrar el partido ante un conjunto, el carmesí, exhausto y falto de efectivos. Finalmente, el 83-93 que imperaba en el marcador dictó sentencia en contra de un CBC que despidió la pretemporada con derrota.