Baloncesto

El Carramimbre busca rematar su temporadón con un buen 'play-off'

Jonathan Kazadi. /R. Jiménez
Jonathan Kazadi. / R. Jiménez

El equipo vallisoletano se estrena en el feudo del poderoso Melilla

Víctor Borda
VÍCTOR BORDAValladolid

El 'play-off' es un premio para un grupo que ha realizado una temporada memorable. El Carramimbre Ciudad de Valladolid repite en el play-off' de ascenso a la ACB en su segundo año en la LEB Oro. Con una marca de 20 victorias y 14 derrotas, con una sexta plaza final en la liga regular, el equipo que dirige Paco García busca competir y poner la cosas más complicadas posibles a uno de los clubes poderosos de la competición. Además, las ardillas quieren ganar por fin en el 'play-off', algo que no hicieron en el año pasado cuando cayeron por un rotundo 3-0 ante Prat.

Este choque, que tendrá lugar este jueves a las 21:30 horas, se repetirá el sábado, a las ocho de la tarde, de nuevo en la ciudad autónoma. De ahí dará el salto a Valladolid a partir del próximo jueves.

Paco García, técnico del Carramimbre, reconoció que a estas alturas le daba un poco igual el rival que le hubiera tocado en el cruce de cuartos de final. Hizo hincapié en Melilla no era el equipo deseado por el club por los gastos que tiene el desplazamiento hasta la población norteafricana ni por la escasa afición que mueve. «Acabar sexto la liga regular es un orgullo para este club. Tiene un mérito increíble lo que han logrado este grupo de jugadores. Da un poco igual el rival. Solo puedes preparar el choque lo mejor que puedas. Quiero competir ante un equipo complicado. Melilla tiene una gran plantilla. Es el decano de la competición. Hace veinte años jugué un 'play-off' frente a ellos para ascender con el Breogán. Además se ha reforzado con el fichaje de Gjuroski por la lesión de Zyle. Cuenta con un juego interior poderoso, buena anotación exterior y Josep Franch, uno de los mejores bases de la categoría».

«Partimos en desventaja», prosiguió. «Es normal que digan que somos el rival que querían, la perita en dulce. Tenemos la plantillas más corta y justa de efectivos, pero somos un equipo que juega un buen baloncesto y compite muy bien. Somos muy pesados y volvemos a meternos en partido. Han sido solo tres los partidos en los que nos hemos llegado al último minuto con opciones de ganar».

El entrenador vallisoletano hizo hincapié en que la experiencia del año pasado en el 'play-off' «nos debe ayudar. Estamos en posición de discutir la victoria a cualquiera», aunque matizó que Melilla «tiene la ventaja cancha y una plantilla exagerada. Sería osado decir que la eliminatoria está al 50% para cada equipo, aunque tenemos nuestras opciones».

Paco García incidió en el poderío que el equipo norteafricano tiene en la pintura. «Su juego interior es tremendamente poderoso. En Pisuerga sufrimos a Balaban y Zyle, y los rebotes ofensivos de Agada. En Melilla, a Dos Anjos cerca de canasta. Será clave el rebote y no tener pérdidas de balón, así como acertar en el tiro exterior y buscar desequilibrar con jugadores abiertos. A partido de muchos puntos será difícil ganar. Tenemos que controlar nuestra zona y conseguir que no estén acertados en el tiro exterior».

El técnico, que el próximo jueves en Pisuerga cumplirá 1.000 partidos como entrenador profesional, dejó claro que en un 'play-off' «lo más importante es ganar el último partido».