Baloncesto

Astilleros quiere recortar su tiempo de recuperación

Daniel Astilleros luce escayola. /R. Jiménez
Daniel Astilleros luce escayola. / R. Jiménez

El escolta del Carramimbre Ciudad de Valladolid sufre la fractura del escafoides de su mano izquierda

V. BORDAValladolid

Nunca es buen momento para lesionarse, pero en el caso de Daniel Astilleros la fractura de escafoides de su mano izquierda ha llegado en un momento dulce de juego. El escolta del Carramimbre Ciudad de Valladolid pretende rebajar los dos meses de recuperación previstos y estar como muy tarde para el último partido de este año, en el que las ardillas jugarán el día 22 de diciembre en Oviedo. Sin duda, una baja importante. Paco García pierde a su perro de presa, a su especialista defensivo.

–¿Cuál es el alcance real de su lesión?

–Me hice una radiografía en el hospital Campo Grande y me dijeron que era una fractura limpia del escafoides, que no había nada desplazado y que no necesitaba cirugía. Me han escayolado y tengo que estar dos semanas con el yeso. Mientras me someteré a unas sesiones de magnetoterapia. Una vez que me quiten la escayola comenzaré con la movilidad de la zona.

–¿Cómo se la produjo?

–En la primera parte, en una salida, estaba persiguiendo al escolta de Prat y le agarro un poquito. El me aparta la mano y ahí ya noté algo raro. Ya en el tercer cuarto, en una caída, es cuando se produce la rotura. No le di importancia, pues estás caliente del partido y piensas que es solo un golpe. Una vez que se acabó el partido se empezó a inflamar. Pasé una mala noche. A la mañana siguiente estuve con el fisio y el doctor, que me mandaron al hospital a hacerme la placa que confirmó la lesión.

–Y la lesión llega en el mejor momento de Astilleros...

–Estaba muy a gusto en pista. En defensa estaba aportando al grupo y en ataque cada vez daba un poquito más. Seguro que el equipo sin mí va a estar igual de bien y conseguirá victorias.

–Su idea es acortar los plazos de recuperación si es posible.

–Esa es mi intención. Me quedé fastidiado cuando me dijeron que estaría de baja ocho semanas. Hablé con el doctor Alonso y personal médico de la mutua, que me dijeron que en este tipo de lesión cada vez se acorta más el plazo de recuperación. Si hubiesen tenido que operarme, el periodo de baja hubiera sido menor. Espero que con un poco de suerte esté de vuelta en poco más de un mes y medio. Veremos.

–Su deseo es volver a jugar antes de que finalice el año.

–De los partidos que quedan hasta el final de año ojalá pudiera estar de vuelta como muy tarde el del 22 de diciembre en Oviedo. Esa es mi intención, jugar a finales de diciembre. Mientras mis compañeros tengan descanso en navidades –el Carramimbre adelantará al 18 de diciembre el partido previsto inicialmente el día 28 ante Castelló–, yo me quedaré para realizar trabajo específico y mejorar.

–La ventaja es que durante esta baja podrá trabajar físico y tiro al no ser la mano de lanzamiento.

–Ya he hablado con el preparador físico para comenzar la semana próxima con el gimnasio, correr y tirar. No quiero perder la forma física, pues me encuentro muy bien de piernas.

–En las comparencias de Paco García, Daniel Astilleros es casi siempre uno de los más reconocidos por el técnico.

–Le agradezco a Paco sus palabras, pues a todos nos gusta que se reconozca que estás realizando un buen trabajo.

–Se ha convertido en el perro de presa del Carramimbre, el que habitualmente baila con la más fea del perímetro rival.

–Es verdad que cuando hay en al rival algún escolta americano, me dicen: 'Te lo vas comer tú' (risas). La semana pasada faltó Mike Torres por lesión y tuvimos que dar un paso adelante los demás. Ahora, con mi ausencia, el resto de compañeros deberá hacerlo también. Yo trabajaré al máximo para volver al equipo cuanto antes.

–Menudo comienzo de competición, con cuatro victorias en cinco partidos.

–Sabíamos que este año había más equipo y más versatilidad. Quizá la temporada pasada notábamos mucho cuando nuestro escolta americano no anotaba. Este año, los puntos se encuentran más repartidos entre interiores y exteriores, hay más rotación. Paco García cuenta con mayor número de recursos y eso se nota. Este 4-1 no nos tiene que parar. Estoy seguro de que a lo largo de la temporada va a venir algún momento de vacas flacas. Los equipos grandes se reforzarán, nosotros notaremos el cansancio físico... Ahora hay que hacer caja y sumar todas las victorias que podamos.

–¿Da vértigo ser colíder?

–Paco nos dice que el halago debilita. Te ves colíder y te puedes creer que eres muy bueno, pero no es así. Hay que trabajar duro, hacerse fuerte en casa y sumar fuera todo lo que se pueda. Yo soy de los que no mira la clasificación. Prefiero centrarme solo en trabajar.

–Mucha gente le ha mostrado públicamente en estos días su cariño y su deseo de una pronta recuperación.

–Estoy muy agradecido por ello a los aficionados que me han escrito y a los jugadores que se han preocupado por mi estado.

 

Fotos

Vídeos