Baloncesto

Alvarado dice que el Carramimbre solo está obligado en el 'play-off'

Óscar Alvarado. /A. Mingueza
Óscar Alvarado. / A. Mingueza

El base grancanario se siente preparado para retornar a la Liga ACB

Víctor Borda
VÍCTOR BORDAValladolid

El faro del Carramimbre Ciudad de Valladolid ha brillado más que nunca. Óscar Alvarado ha sido la ardilla más valorada y el mejor asistente de la competición. El grancanario, en plena madurez deportiva, quiere retornar a la ACB. No le importaría mucho que fuese en las filas del equipo vallisoletano.

–Menudo temporadón el de Óscar Alvarado...

–Los números están ahí. Ha sido la mejor campaña de mi carrera deportiva. He dado una media de seis asistencias por encuentro. Ha sido un verdadero orgullo poder competir con Javi Salgado, uno de mis ídolos, que ha finalizado como segundo mejor asistente de la liga. Es un motivo de satisfacción poder decir que soy el máximo asistente de la temporada 2018-19. En lo personal estoy muy contento. A mis 27 años me ha llegado mi madurez deportiva.

–Y también en lo colectivo.

–La temporada del equipo es de sobresaliente. Quedar sexto en la fase regular, con lo complicada que estaba la LEBOro, es digno de valorarse. Resulta increíble, con el presupuesto que tenemos y las dificultades que hemos atravesado al ser único equipo que no se ha reforzado, al lugar que hemos llegado. Con los años se dará importancia a lo que hemos realizado.

–Veinte victorias está al alcance de pocos equipos.

–Siempre lo digo y no me canso de decirlo en las redes sociales a mi gente el mérito que tiene este equipo. Resulta increíble lograr lo que hemos conseguido: quedar sextos en la liga más competitiva y más bonita que yo he podido disputar.

–Con la salida de Hayes, el equipo ha quedado corto de centímetros y efectivos en el juego interior. Pese a ello, van sobreviviendo.

–No estamos obligados a ganar este 'play-off', pero sí a ser fieles a nuestro juego. Si somos fieles a él, tenemos mucho ganado, aunque luego podamos perder. Somos un equipo inferior en plantilla y en presupuesto, pero siendo fieles a nuestro juego, a la filosofía de Paco García y a lo que nos ha hecho llegar aquí, hasta la sexta plaza de la clasificación, es la única vía para lograr la victoria y la machada ante Melilla.

–¿La unidad del grupo, el bloque, es unas de las claves de esa gran trayectoria?

–Lo que nos ha dado victorias ha sido el juego de equipo, estar coordinados en todo momento. Paco García tiene al equipo engrasado, cada pieza en su lugar y eso nos otorga opciones de triunfo. Seamos sinceros, este mismo equipo, con otro plantel y otro trabajo diario, no estaría en el 'play-off'. Eso es digno de resaltarse. Gracias al trabajo y a que cada jugador conoce su rol, tenemos posibilidades de competir contra cualquiera como lo estamos haciendo contra Melilla.

«Un regalo»

–¿Piensan en la posibilidad de disputar la 'Final Four'?

–Personalmente no quiero escuchar hablar de 'Final Four'. Sería una falta de respeto a nuestro trabajo y a nuestro equipo. Entrar en el 'play-off' es algo muy bonito y que nos merecemos disfrutar en cada momento. Es un regalo. Mirar más allá me parecía una equivocación. Nos debemos centrar solo en los dos partidos que vienen en casa y ante nuestra gente. Quiero aprovechar para llamar a la afición de Pisuerga y decirles que este equipo se merece una ciudad volcada con el baloncesto, pues lo ha demostrado durante la temporada.

–¿Sueña con volver a la ACB?

–Ojalá sea así. Sin pelos en la lengua digo que me siento preparado y creo que es el momento de cumplir mi sueño. Me gustaría que fuese ascendiendo con este club, pues Valladolid se merece estar en la máxima categoría, la que no mereció abandonar. Me encantaría volver a probar en la ACB. Cuando estuve en ella no era el jugador tan hecho de ahora.

–¿Y con la posibilidad de seguir en Valladolid el año próximo?

–En estos momento solo estoy centrado en el 'play-off' y en conseguir ascender, aunque suene a épica, ya que me siento muy identificado con este proyecto. No he venido aquí por dinero, sí porque creo en el proyecto. Mi objetivo es llegar a la ACB. Todo jugador profesional, aparte del equipo real como tal, necesita contar con un equipo personal. Y he tenido la gran suerte de crear ese equipo más personal rodeándome de los mejores, que son mi familia, mi novia y mis amigos. Resulta fundamental que cada profesional tenga ese equipo propio que le ayude en las derrota y cuando llegan las críticas. Cuando las cosas te van bien es importante que sepan calmarlo y ponerlo en su sitio.