Baloncesto adaptado

El Bilbao pasa por encima del Fundación Grupo Norte

Una imagen del encuentro. /El Norte
Una imagen del encuentro. / El Norte

Derrota en un encuentro en el que todo se volvió en contra del conjunto vallisoletano

EL NORTEValladolid

El Bidaideak Bilbao ha arrollado al Fundación Grupo Norte, en un partido en el que todo se volvió en contra de los vallisoletanos, ya que no pudieron contar con Pablo Lavandeira, que estaba sancionado, ni con Ruggeri que, aunque pudo salir algunos minutos, tuvo que descansar al no superar las molestias gastrointestinales que arrastraba desde ayer, por lo que José Antonio de Castro se quedó sin rotaciones y sin la posibilidad de desplegar algunos esquemas tácticos, al no disponer de puntos bajos.

87 Bidaideak

Turek (20), Blair (4), Asier García (16), Lorenzo (13), Jasso (8) –cinco inicial- Mendiluce (0), Mouriz (14), Avendaño (12) y Centeno (0).

58 F. Grupo Norte

Robles (13), Pérez (10), Prieto (20), Hadiazhar (4), Isa López (0) –cinco inicial- Alonso (19), Ruggeri (0).

Parciales
22-9, 21-10 , 23-19, 21-20.

A pesar de todos estos handicap, los vallisoletanos salieron dispuestos a presentar batalla ante el potente Bilbao, pero el rival tomó las riendas del partido, ya en los inicios, y aprovechó a la perfección los fallos en ataque de los vallisoletanos y las lagunas defensivas, para obtener una importante renta de trece puntos, al término del primer cuarto (22-9).

El conjunto vasco no tuvo piedad en los lanzamientos, donde se mostró muy efectivo, ante la floja defensa del equipo morado y, así, tanto Turek, como el internacional español Asier García, junto a David Mouriz, conseguían romper sin dificultad el juego visitante, lo que hizo que aumentaran las diferencias hasta llegar a los 24 puntos (19-43) al descanso.

Una renta que ya se presentaba difícil de remontar para los de José Antonio de Castro, que veían, impotentes, cómo el Bidaideak campaba a sus anchas por la cancha y anotaba con facilidad, mientras que, en su caso, les costaba encestar e iban acumulando un error tras otro, lo que aumentó su impotencia, a pesar de lo cual tiraron de casta para tratar de impedir una sangría en la cancha vasca, que les permitió mejorar sus prestaciones. Aun así, la ventaja local era de 28 puntos una vez finalizó el tercer cuarto.

No había nada que hacer. Sin rotaciones, sin ideas ofensivas y con una defensa que hacía aguas por todas partes, los vallisoletanos trataron de aguantar el chaparrón hasta el final, para volver a Valladolid con una nueva derrota en su casillero (87-58), que les mantiene en la última plaza de la clasificación.

 

Fotos

Vídeos