LEB Oro

El Bilbao Basket será el rival del Chocolates Trapa en el 'play-off'

Gustys lanza a canasta en el partido ante el Covirán Granada. /LOF
Gustys lanza a canasta en el partido ante el Covirán Granada. / LOF

Los de Carles Marco se estrellan en Granada y se enfrentarán al equipo que nadie quería

DAVID CONTRERAS (OPTA) Granada

El Chocolate Trapa Palencia entrará en el 'play-off' de ascenso a la Liga ACB en la novena plaza y se tendrá que enfrentar a Retabet Bilbao Basket tras caer en el Palacio de los Deportes de Granada por 73-60. Los de Carles Marco aguantaron bien el empuje de los andaluces en la primera mitad donde solo se fueron perdiendo por cinco puntos. Pero en la segunda mitad, los malos porcentajes en el tiro del equipo de Carles Marco hizo que Covirán Granada se escapase en el marcado llegando a tener hasta 23 puntos de ventaja.

73 Covirán Granada

Josep Pérez (10), Carlos de Cobos (10), Joan Pardina (4), David Iriarte (2), Guille Rubio (6) - quinteto titular - Eloy Almazán (3), Carlos Corts (8), Alejandro Bortolussi (5), Xabi Oroz (5), Manu Rodríguez (11), Devin Wright (1), Sergio Olmos (8).

60 Chocolates Trapa

Jorge Sanz (5), Calvin Hermanson (4), Steve Vasturia (10), Rokas Gustys (4), Urko Otegui (4) - quinteto titular- Petar Aranitovic, Jordi Grimau (11), Kone Moussa (2), Aitor Zubizarreta (3), Adnan Omeragic (3), Nikola Cvetinovic (3), Milenko Veljkovic (11).

Árbitros.
Sacristán Barazón, García González y Garvín Domingo. Eliminado por personales el jugador del Coviran Granada Sergio Olmos.

El equipo morado sigue atascado en ataque y muy lejos de la excelencia defensiva que quiere su entrenador. Las sensaciones no son buenas para un Chocolates Trapa que llega a la parte definitiva de la temporada sin haber encontrado el nivel de juego del principio, cuando deslumbró con su baloncesto coral y ofensivo.

Los dos equipos, conscientes de la importancia del partido, se mostraban muy imprecisos en ataque y los puntos llegaban con cuentagotas, a falta de 3 minutos para finalizar el cuarto el marcador registraba un raquítico empate a ocho.

Gustys y Otegui hacían daño dentro de la zona. Por su parte Granada intentaba desde el exterior, pero afortunadamente para los palentinos los nazaríes no se mostraban acertados desde el 6,75. La igualdad seguía siendo la nota predominante en el encuentro y las ventajas nunca excedían los dos puntos.

A falta de diez segundos para finalizar el cuarto, un triple de Aitor Zubizarreta le dio ventaja de un punto a Palencia (16-18). Pero el Covirán Granada anotó, ante la desesperación del banquillo morado, sobre la bocina por mediación de Manu Rodríguez y los andaluces lograron igualar el marcador al final del primer cuarto (18-18).

En el segundo cuarto Covirán Granada salió más enchufado y con triples de Corts y Manu Rodríguez, puso el 26-22. El Chocolates Trapa se mostraba muy espeso en ataque y no podía anotar con facilidad, lo que obligo a Carles Marco a pedir su primer tiempo muerto. Tras la vuelta a pista Cvetinovic anotó un triple, pero fue un espejismo porque los andaluces respondieron con dos lanzamientos desde el 6,75 que estiraron el marcador hasta los seis puntos de desventaja para los palentinos (32-26).

Cada ataque era un suplicio para los morados que no se encontraban cómodos, pero afortunadamente Covirán Granada tampoco lo aprovechaba para escaparse en el marcador. A falta de un minuto para el descanso, un triple de Jorge Sanz lograba dejar la desventaja en uno (32-31). Pero Covirán Granada volvió a responder con un triple de Carlos de Cobos y un tiro libre de Devin Wright para poner el 36-31. Y con ese mismo marcador se llegó al intermedio del partido al errar los dos equipos sus últimos ataques del segundo cuarto.

Espeso

En el tercer periodo, el Chocolates Trapa seguía muy espeso en ataque y la diferencia para Covirán Granada se fue hasta los nueve puntos (45-36) tras un triple de Manu Rodríguez. La ventaja de Covirán Granada llegó hasta la línea psicológica de los diez puntos (48-38). Palencia necesitaba reaccionar e hizo un parcial de 0-5 tras dos tiros libres de Kone y un triple de Jordi Grimau para poner el 48-43.

Pero los triples de Xabi Oroz y Manu Rodríguez para los andaluces cortó en seco la reacción palentina y puso la máxima diferencia del partido, 54-43. Los de Carles Marco no encontraban la fórmula para anotar con facilidad y seguían errando ataques que facilitaba que los andaluces siguiesen mandando en el marcador con cierta comodidad. Al final del tercer acto la ventaja para los andaluces se había elevado hasta los once puntos (54-43).

El último cuarto empezó mal para los pupilos de Carles Marco, ya que en su primer ataque Covirán Granada anotó un triple por mediación de Josep Pérez y una antideportiva de Steve Vasturia lanzó la desventaja del Chocolates Trapa hasta los 18 puntos (61-43). Los morados estaban muy tocados en este inicio del último cuarto y obligo a Carles Marco a parar el partido para frenar la sangría del equipo morado.

Palencia se mostraba impotente y era incapaz de recortar la ventaja que llegó hasta los 23 puntos (70-47) a falta de cuatro minutos. En el equipo morado solo Milenko Veljkovic era capaz de anotar, poco bagaje para pensar en la machada de remontar el partido en el poco tiempo que quedaba. A falta de un minuto Palencia logró ponerse a 16 puntos (73-57). Al final el equipo palentino, tras un triple de Omeragic pudo dejar la desventaja del partido en trece puntos (73-60).

Además de dejar unas sensaciones horrible, esta derrota condena a los de Carles Marco a enfrentarse al Bilbao Basket, el rival que nadie quería para el 'play-off'. Los de Mumbrú están en un gran momento, han demostrado regularidad a lo largo de toda la temporada y cuentan con un espectacular pabellón que presionará hasta el final. Pero, como afirmó Carles Marco en su comparecencia de prensa, el gran problema de este equipo es que no está disfrutando en la pista.