El Bilbao Basket, un rival a esquivar

Carles Marco, entrenador y Gonzalo Ibáñez, presidente del Chocolates Trapa Palencia. /Antonio Quintero
Carles Marco, entrenador y Gonzalo Ibáñez, presidente del Chocolates Trapa Palencia. / Antonio Quintero

El Chocolates Trapa quiere evitar al conjunto vasco, uno de los adversarios más fuertes

JESÚS GARCÍA-PRIETOPalencia

El Chocolates Trapa piensa ya en el futuro 'play-off' de ascenso a la ACB, aunque aún le quede un encuentro por disputar en la liga regular frente al Covirán Granada este próximo viernes, a las 21:00 horas, en tierras andaluzas.

Los de Carles Marco no podrán optar ya a la quinta plaza del campeonato regular, al caer frente al Melilla en el último partido disputado en el Pabellón Municipal de Deportes. Pero el equipo sigue haciendo cuentas en la pizarra sobre quién podría ser el rival a enfrentarse en la fase de ascenso.

Hasta casi el final de la campaña no se ha conocido que Chocolates Trapa podría aspirar a jugar por el ascenso, después de una temporada muy irregular en la que ha habido cambios en el banquillo y nuevas incorporaciones.

Una vez concluida la temporada en casa, los aficionados miran ya a la fase de ascenso y a cuáles pueden ser los precios en las entradas para poder disfrutar de los partidos. El presidente del Chocolates Trapa Palencia, Gonzalo Ibáñez, destaca que aunque aún es pronto, tienen tiempo de sobra para fijarlos. «Vamos a acabar la liga regular fuera de casa y la semana que viene también jugaremos fuera el primer partido del 'play-off'. Tenemos tiempo de sobra para articular los precios en estos días. Nuestra idea es seguir la línea de precios de las otras campañas», destacó Ibáñez.

En cuanto al encuentro de Granada de este viernes, Ibáñez señaló que lo más importante es dejar buenas sensaciones y desplegar buen juego para aumentar la autoestima del equipo y poder llegar con la mente clara. «Esta temporada ha habido mucha igualdad en la parte alta de la clasificación, por lo que, si llegamos bien al 'play-off', podemos enfrentarnos a cualquier equipo», concluyó Ibáñez.

El técnico del equipo, Carles Marco, no tiene en principio ningún rival como favorito para el 'play-off', pero sí destaca la fuerza del segundo clasificado. «El Bilbao es el que ha quedado segundo esta temporada. Tiene dos victorias de ventaja sobre el Iberojet Palma y el Oviedo, y podemos pensar que es el rival más fuerte. Además, a todo eso hay que sumar que viene de la Liga Endesa y que puede meter en su pabellón a 9.000 personas. Una derrota nuestra y una victoria del Valladolid nos haría caer a la novena plaza, lo que supondría enfrentarnos al equipo vasco. Es el rival menos atractivo a priori tanto para el público como para nosotros», señaló Marco, quien también hablo de la igualdad existente en la liga este año. «Del tercer clasificado al noveno, está todo muy igualado. Nos puede tocar el Bilbao, pero también el Iberojet Palma, el Oviedo o de nuevo el Melilla», destacó el técnico.

Precisamente, el Melilla fue el último rival del equipo morado, que pese a desplegar una mejora en el juego, nada pudo hacer para conseguir la victoria frente a los melillenses. «En un 'play-off' puede ocurrir de todo, ellos también tendrán que jugar contra nosotros», recalcó el entrenador.

En la mente de Carles Marco está realizar un buen partido este viernes en Granada para coger buenas sensaciones y prepararse contra el rival que sea. En los planes del entrenador no entra dosificar los minutos de los jugadores pensando en la fase de ascenso. «Vamos a intentar realizar un buen encuentro, acabar la liga regular compitiendo, con posibilidades de ganar el partido en una cancha difícil y con un equipo que aún no se ha clasificado para el 'play-off'. Los andaluces se van a jugar mucho en este partido, lo que para nosotros es un punto de tensión importante. Es como un partido de fase de ascenso. A nosotros nos interesa jugar lo mejor posible, coger buenas sensaciones y trabajar el partido. Tenemos que salir con todo. Espero que esta semana nos salgan bien las cosas en los entrenamientos», señaló el técnico.

Las últimas dos victorias consecutivas han llegado en partidos lejos de Palencia. «Me gustaría jugar mejor y conseguir la victoria en los partidos de casa, pero es cierto que hemos ganado más partidos fuera. Tenemos que aprovecharnos de eso, aunque nuestra idea pasa por jugar bien también los partidos como local. Tendremos oportunidad de resarcirnos de las derrotas en casa», concluyó Carles Marco.