https://static.elnortedecastilla.es/www/menu/img/degustacastillayleon-desktop.jpg

El secreto para combatir la grasa

El secreto para combatir la grasa

Enero, el mes de las promesas y los propósitos, es el momento de atreverse con las semillas

ANDREA D. SANROMÁValladolid

Desde el restaurante El Berenjenal, en Valladolid, su propietario y cocinero, Siro Llorente, sugiere opciones tan deliciosas como thai curry de boniato y albóndiga de semillas de avena con sorpresa de almendra amarga, calabacín relleno de arroz con verduras y boletus, y, de postre, natillas de leche de soja.

Para el primero de los platos, se elabora una salsa de tomate especiada. Una vez hecha, se le incorporan trozos de boniato, que estarán al fuego unos 20 minutos. Esta raíz se consume en España sobre todo en Canarias, la Comunidad Valenciana, Aragón, Cataluña y Andalucía. Por otro lado, se prepara un sofrito de avena integral, cebolla, manzana, jengibre y salsa de soja. Al cabo de 40 minutos se le añaden unos copos de avena «para que haga de aglutinante y poder dar forma a las albóndigas», explica. Después hay que dejar que la masa se enfríe.

En otra sartén se prepara una crema de almendra para rellenar la albóndiga. Se hierve leche y yogur de soja, con una pizca de sal, agar-agar (alga para gelificar), unas almendras troceadas y aceite esencial de almendra amarga. Una vez fría la crema y hechas las albóndigas se realiza un pequeño agujero que se rellenará con la crema. Después, se cierra y se cocinan en tempura, lo que las hace muy crujientes. Por último, se presentan acompañadas de una deliciosa salsa de tomate y boniato.

Siro reconoce que el cliente se acerca a probar de vez en cuando la comida vegetariana. «Este es un tipo de cocina muy amplio con verduras, fruta, legumbre, cereal, semillas.... Hay mucha más variedad de lo que la gente piensa», apunta.

Para la siguiente propuesta, el calabacín relleno de arroz con verduras y boletus, se pone al vapor el calabacín con un poco de hinojo y romero. Y de forma paralela, se elabora el relleno con unas acelgas al ajillo, lombarda con ajo frito y arroz basmati (previamente lavado para quitar el almidón). La salsa llevará boletus, cebolla y manzana, y se añadirá a la mezcla del relleno. El toque crujiente lo aportarán las semillas de sésamo tostado. Después de vaciar el calabacín, se rellena y se acompaña con una salsa romesco. «Nosotros solo incorporamos avellanas tostadas aunque la receta original también lleva almendras», señala el cocinero que cumple diez años al frente de El Berenjenal.

Tienda de delicias a granel.
Tienda de delicias a granel. / Ramón Gómez

Galleta de avena

De los postres se encarga Noelia Castro, y para la ocasión presenta unas natillas de leche de soja (se hace a partir de la semilla de la alubia blanca de la soja) con vainilla y alguna hierba. Para acompañar, una galleta de avena y cacao y una espuma de frutos rojos y ruibarbo.

Quienes inicialmente huyan al escuchar hablar de un menú vegetariano, como es este caso, también hay otras opciones. Se puede rebajar 'la pesadez' generada por una comida más contundente, con alternativas más conocidas que pasan por evitar aceites e inclinarse por la plancha. Un elemento que sirve tanto para carnes como pescado. Eso sí, se puede acompañar con ensaladas aderezadas con semillas como pipas de girasol o quinoa.

Y si estamos por la labor de evitar postres que suman demasiados gramos a la báscula, las semillas pueden convertirse en un 'topping' perfecto para cremas y yogures, como el sésamo, la chía o el lino.