https://static.elnortedecastilla.es/www/menu/img/degustacastillayleon-desktop.jpg

El vino: aroma, color y paladar

El vino: aroma, color y paladar

El secreto en la tierra, el clima, la variedad de la uva, la elaboración, el tipo de barrica...

Ana Santiago
ANA SANTIAGOValladolid

La tierra, el clima, la variedad de la uva y la elaboración –temperatura de fermentación, el proceso de filtrado y clarificación, la posible mezcla de uvas, el tipo de barrica utilizada, el tiempo...– y la experiencia. Es el secreto del vino. Casi nada. Todo un arte, con múltiples personalidades y para tantos paladares como aficionados, amantes, expertos o apasionados eligen vino para acompañar un tapeo o una buena cena.

No es necesario ser un experto para valorar, y mucho menos para disfrutar, de una de las bebidas, sin duda, más antiguas de la humanidad y con más señas de identidad, no ya cada país, sino cada región, dentro de ella cada zona y en cada bodega. Siglos de tradición regalan color, aroma y sabor. Y pese a la tendencia globalizadora de todo, una de las grandes riquezas del vino es que cada origen ofrece sus peculiaridades. Por ello, nada como probar los sabores de cada tierra, degustar la variedad allá a donde se viaje. Y un consumo responsable y moderado es también un consumo sano. El vino es una bebida que se bebe en compañía, y regalarlo es una buena prueba de amistad.

La elaboración de vino se introduce en Italia en el 200 a. C. Los romanos adoptan al dios griego del vino cambiándolo de nombre y Dioniso se convierte en Baco, símbolo de la festividad asociada al consumo de vino. Los romanos experimentaron con los injertos de vides. Plinio el Viejo, en su obra 'Naturalis Historiae', dedica un libro entero a describir las diferentes variedades de uva existentes en la época y deja testimonio de que ya se elaboraban más de medio centenar de vinos distintos. También comienzan a utilizarse cubas de madera para transportar el vino, según se recoge en las crónicas de Julio César sobre la Guerra de las Galias.

Símbolo de riqueza, poder y lujo, el vino blanco se servía en copas de cristal en las casas de los nobles, mientras que el tinto iba a parar a las tabernas populares, según los vestigios de las excavaciones .

El vino se convierte en una importante actividad económica, incluso se importan vinos traídos de Grecia. Apicius, en su obra 'De Re Coquinaria' (el primer libro de cocina de la época e importante obra documental sobre la cocina del Imperio Romano), menciona que el vino se emplea en la elaboración de muchos platos romanos. Su expansión por el resto del mundo no es difícil de imaginar.

Temas

Vino

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos