https://static.elnortedecastilla.es/www/menu/img/degustacastillayleon-desktop.jpg

El verde pistacho de la prosperidad

El verde pistacho de la prosperidad

Se usan sobre todo en repostería para darle un toque especial a determinados bizcochos o tartas y también es común añadírselo al yogur

Ana Santiago
ANA SANTIAGO

Riqueza y fortuna. Los pistachos, del persa: 'Pisteh' anuncian un buen futuro. Y tanto se creía así que el rey de Babilonia Nabucodonosor II hizo plantarlos en sus jardines para complacer a su mujer y romper la monotonía de un paisaje que le aburría. Son los famosos Jardines Colgantes de Babilonia, una de las Siete Maravillas del Mundo.

Aunque sea originario de Asia Occidental y Menor, pronto se introdujo en Italia y desde ahí llegó al resto de los países mediterráneos. Este intenso fruto verde llena leyendas, fábulas e historias con el punto en común de que el pistacho aparece como un producto exclusivo de la realeza. Y es que en el antiguo reino de Persia, el comercio y la posesión de este fruto simbolizaban la fortuna y un alto estatus.

Su peculiar y distinguible sabor tenía tan conquistada a la reina de Saba que limitó por ley su consumo a una pequeña parte de la nobleza, prohibiendo así que los plebeyos los cultivaran para su consumo personal.

En Oriente Medio, cuando la luna iluminaba la noche, los amantes se refugiaban bajo los árboles del pistacho para escuchar el sonido que producía el fruto maduro al abrirse. Su musicalidad representaba la promesa de buena fortuna para la pareja y un futuro lleno de romanticismo y pasión.

Estos frutos secos son unas de las delicias saladas que más gustan a grandes y pequeños. Como aperitivo, como tentempié o como un ingrediente más de nuestros platos, aportan un sabor muy personal. Recubierto de una cáscara que deja parte de la carne al descubierto y de un verde tan peculiar que la ha dado nombre el apellido, no solo se come solo, sino que tiene usos en la cocina poco conocidos, más allá del helado, que cada vez es más frecuente encontrarlo. Se usan sobre todo en repostería para darle un toque especial a determinados bizcochos o tartas y también es común añadírselo al yogur.

En ensaladas

Combina muy bien con diversas variedades de verduras, lo que hace que el pistacho sea perfecto para añadirlo a algunas ensaladas junto con otros frutos secos. En las salsas de determinados asados añadir pedacitos de esta delicia les da un toque exótico y también hay salsa de pistachos. Es muy utilizado en la cocina árabe, en particular en sus tradicionales dulces como el baqlawa.

La producción de pistachos se extiende por todo el Mediterráneo, la India y México, dado que el pistachero necesita de un clima seco y soleado para poder desarrollar sus aromas y sus diferentes tonos de verde. Luego, cuando alcanza la madurez, abre su cáscara naturalmente, un buen indicador para los productores de que ya puede ser recolectado. Para evitar que se vuelva rancio con el tiempo, es aconsejable guardarlo en envases bien cerrados y colocarlos en lugares frescos y secos con poca luz.

 

Fotos

Vídeos