https://static.elnortedecastilla.es/www/menu/img/degustacastillayleon-desktop.jpg

Fusión de culturas en los fogones

Fusión de culturas en los fogones

Becerril de Campos entrelaza la cocina cristiana, judía y árabe en el Tres Culturas

ANDREA S. SANROMÁ.Becerril de Campos (Palencia)

Si te preguntan «¡Quién vive!» Con acento varonil, responde al punto diciendo: «¡Un hijo de Becerril! / En Becerril vine al mundo y en él espero vivir, y por el bien de mi pueblo trabajaré hasta morir». La estrofa de este cantar tradicional del municipio palentino refleja la filosofía con la que José Moisés González, agricultor de profesión, puso en marcha el restaurante Tres Culturas en 2005 para dar a conocer la gastronomía y la cultura terracampina, «yo soy de aquí y tenía la ilusión de poder hacer algo más por mi pueblo». Así surgió la idea de presentar los orígenes del municipio a través de la gastronomía.

«Lo que hoy somos, nuestra forma de vivir está definida por la mezcla de las culturas cristiana, árabe y judía», apunta José Moisés. Así pues en su menú, fiel reflejo de esa fusión, encontramos una ensalada de escabechados, un timbal de pescado y marisco, legumbres, «siempre tenemos garbanzos salteados con gambas al ajillo», la sopa castellana, carrilleras en reducción de vino tinto y el cordero al estilo serfardí. «Esta es una receta que gusta mucho, es cordero guisado con naranja, menta y canela», explica José Moisés, que durante los fines de semana aparca las labores del campo para dedicarse a la cocina. Entrar en Tres Culturas es trasladarse a otra época, ubicado en un caserón de estilo mudéjar, tiene en sus paredes objetos de las distintas culturas que poblaron el municipio y que se encontraron al hacer las distintas obras de restauración; vacceos, romanos, visigodos, árabes, judíos y cristianos. Además se utilizó para su reforma material reciclado, como por ejemplo, las tulipas en forma de antorcha que están hechas con elementos de antiguas máquinas segadoras.

José Moisés González posa con un plato de cordero al estilo sefardí
José Moisés González posa con un plato de cordero al estilo sefardí / .

Firme defensor del medio rural, insiste en la importancia de conocer nuestros orígenes: «Es un poco también para que la gente piense que Castilla es tierra de repoblación, sobre todo Tierra de Campos que fue frontera entre cristianos y árabes y después entre leoneses y castellanos. Al final, los Reyes tuvieron que repoblar y vino gente de otros sitios, las primeras poblaciones fueron con judíos que expulsaron de Francia», detalla.

Su proximidad con Palencia, apenas 15 kilómetros, y la eclosión del turismo en este municipio han contribuido, según Jesús Moisés, a mantener vivo el pueblo. Son precisamente turistas de paso su principal clientela. «Trabajamos sólo el restaurante los fines de semana porque entre semana prácticamente no hay nadie», apunta.

 

Fotos

Vídeos