https://static.elnortedecastilla.es/www/menu/img/degustacastillayleon-desktop.jpg

El último solomillo del presidente Rajoy

Mariano Rajoy sale del restaurante Arahy de Madrid en su última cena como presidente del Gobierno. /Reuters
Mariano Rajoy sale del restaurante Arahy de Madrid en su última cena como presidente del Gobierno. / Reuters

El líder popular escogió carne, salmorejo y dos botellas de whisky para su último día como máximo mandatario del país

Juan J. López
JUAN J. LÓPEZValladolid

En las jornadas importantes, en esas en las que los designios de un estado -incluso del mundo- puede decidirse en un pestañeo, esos jefes, mandatarios, elegidos... han demostrado en más de una ocasión, que los sabores -o sinsabores- se pasan mejor con el estómago lleno.

El presidente de los Estados Unidos, el controvertido Donald Trump, se pasó media campaña en su camino hacia la Casa Blanca rodeado de hamburguesas, en una nueva demostración de su pasión por la comida rápida.

Dos de sus antiguos asesores hablan en 'Let Trump be Trump' del menú insalubre que comía el magnate cuando luchaba por conseguir la presidencia de los Estados Unidos. A mordiscos a una 'Big Mac', la hamburguesa más famosa de una conocida multinacional para decidir si elevaría muro o no en la frontera con México.

Donald Trump almuerza una hamburguesa con una patatas fritas.
Donald Trump almuerza una hamburguesa con una patatas fritas. / Instagram

La gastronomía también ha estado muy presente en las últimas horas de Mariano Rajoy, hasta el punto de que la decisión del ya expresidente de sustituir el Congreso de los Diputados por el Restaurante Arahy de Madrid, se ha convertido en una de las 'comidillas' de su adiós a la presidencia del Gobierno.

Ocho horas en un establecimiento que acostumbra a visitar, en un ambiente a medio camino entre lo sobrio y lo contemporáneo. Situado en el antiguo local del Club 31.

El chef y propietario del Arahy, José Ynglada 'Mundi', es cubano de padres españoles, y centra su propuesta gastronómica en una buena materia prima, consagrada «al placer de comer bien», ha defendido en más de una entrevista, y con una carta sencilla, y de clara hegemonía del producto de primera (merluza, vieiras, vaca rubia gallega...).

En este sentido, Rajoy, habitual del Arahy, optó para las ocho horas que pasó encerrado con su equipo en el local madrileño, por un salmorejo cremoso, unas anchoas de Santoña y un solomillo de vaca gallega.

El expresidente y los ministros que le acompañaron optaron por este menú, mientras que la sobremesa, según OK Diario, fue presidida por un par de botellas de whisky.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos