https://static.elnortedecastilla.es/www/menu/img/degustacastillayleon-desktop.jpg

'Little Spain', el mercado español de moda en Nueva York

Ferrán Adrià, José Andrés y Albert Adrià, en Little Spain. /
Ferrán Adrià, José Andrés y Albert Adrià, en Little Spain.

José Andrés y los hermanos Adrià abren la propuesta gastronómica más ambiciosa de España en el extranjero con tres restaurantes, quince quioscos y dos bares

EL NORTE

Mercado 'Little Spain' abre este viernes en el nuevo barrio Hudson Yards de Nueva York. Se trata de la propuesta gastronómica más ambiciosa de España en el extranjero y contará con quince quioscos, tres restaurantes y dos bares. Supone la «culminación de un sueño», explica el chef José Andrés, promotor del proyecto junto con los hermanos Adrià.

En un enclave privilegiado y con una inversión de 22.120 millones de euros, se trata del mayor proyecto inmobiliario en la historia de Estados Unidos y el de mayor envergadura tras la construcción del Rockefeller Center, cuyas obras terminaron en 1930.

Más noticias

En este espacio, llamado a convertirse en el nuevo punto de encuentro de la élite neoyorquina, tiene su hueco Mercado Little Spain, un proyecto a la altura del ambicioso Hudson Yards. La iniciativa parte de los cocineros José Andrés y los hermanos Albert y Ferran Adrià, y supone el mayor escaparate de gastronomía española que se ha exhibido jamás en Estados Unidos.

José Andrés es una de las personalidades gastronómicas más conocidas en EE.UU. –y sin duda el símbolo de la cocina española en este país– y se ha unido en este proyecto al apellido más influyente de ese mundo: Adrià. En la cocina de El Bulli de Ferrán comenzó su carrera gastronómica y ahora va de la mano de Albert –pieza clave del éxito de Adrià y responsable de algunos de los restaurantes más interesantes en España en los últimos años– en este mercado neoyorquino. «El objetivo es mostrar la cultura española a través de la gastronomía», aseguraba ayer Albert Adrià al lado de Leña, uno de los restaurantes que tendrá el complejo, dedicado a los arroces y a las carnes a la parrilla.

Dignificar la comida española en Nueva York

La idea es ofrecer la verdadera cocina española, y, en palabras de Adrià, «dignificarla», lo que parece una necesidad imperiosa en Nueva York. En la capital cultural del mundo, a pesar de las excepciones, es demasiado habitual que los restaurantes de comida española ofrezcan seudopaellas, bravas ahogadas en ketchup, pulpo chicloso… Los ojos de Andrés y Adrià se encendían con los platos que desfilarán por su mercado: cochinillo, arroz con conejo, callos, frituras de pescado, coca, churros, brazo de gitano… «Es un homenaje a las amas de casa, a los pescadores, a los inmigrantes», dice Andrés a ABC.

Mercado Little Spain es un proyecto muy ambicioso. La presión económica de Nueva York exige el éxito inmediato –el restaurante Manzanilla, del cocinero Dani García, apenas duró un año– y este mercado no solo es enorme –más de tres mil metros cuadrados, tres restaurantes, quince quioscos, dos bares, cuatrocientos empleados– sino que además está en una de las zonas más demandadas en la actualidad de Nueva York: Hudson Yards, una antigua zona industrial, de vías muertas de tren y aparcamientos en el Oeste de Manhattan, que supone el mayor proyecto inmobiliario de la historia de EE.UU. con una inversión de 25.000 millones de dólares. Han surgido como setas rascacielos, centros culturales y zonas comerciales como la que aloja a Mercado, que hoy vivirá su inauguración con una fiesta multitudinaria. «Da vértigo», reconoce Adrià ante la magnitud de su proyecto. «Por supuesto que es un riesgo», apostilla Andrés. «Pero hay un momento en el que hay que jugar en las grandes ligas, y ha sido ahora».