https://static.elnortedecastilla.es/www/menu/img/degustacastillayleon-desktop.jpg

Mucho más que un jamón

Mucho más que un jamón

La nueva estrella del ibérico salmantino goza de un sabor tradicional y puro «para ofrecer piezas con clase, sabiduría y mucha personalidad»

EL NORTESalamanca

La inauguración de las II Jornadas de Despiece del Cerdo Ibérico fue el escenario elegido por Jamones Blázquez para presentar su nuevo jamón 'Jacinto Blázquez'. La nueva 'estrella' de la marca es una pieza única seleccionada bajo el criterio Blázquez, sin normas externas, solo teniendo en cuenta el legado familiar, es decir, las enseñanzas del abuelo Jacinto, que da nombre al nuevo y exquisito jamón: un sabor tradicional y puro para ofrecer piezas con clase, sabiduría y mucha personalidad.

Así de contundentes son las credenciales de este jamón de máxima calidad cuyo elaboración y resultado final está más allá de toda norma referente a los jamones ibéricos.

Durante la presentación, el pasado lunes en Salamanca, Cristina Blázquez, una de las representantes de la tercera generación de la familia, la que actualmente lleva las riendas de la empresa salmantina, recordó las muchas enseñanzas que el abuelo Jacinto impartía cada día y el mimo y los parámetros de calidad con los que producía sus jamones. Entre las anécdotas relacionadas con Jacinto, se recordó que elegía siempre a un afortunado que le acompañaba a subir y a bajar las persianas de los secaderos, según el origen del aire –fundamental para el curado–, y que escuchaba atentamente las enseñanzas que el abuelo impartía por toda la fábrica. Así se garantizaba el mantenimiento de esos criterios tan personales que han forjado la calidad y las peculiares características de los jamones Blázquez a lo largo de los años y de la distintas generaciones.

La empresa

Jamones Blázquez es una empresa familiar que abrió sus puertas al mercado porcino en 1932, con su primera fábrica en la localidad abulense de Crespos. El secreto es su raza propia de cerdo ibérico, además de su metodología y los valores tradicionales en el proceso de elaboración de jamones, embutidos y carnes ibéricas. Entre sus señas de identidad está la de ser fieles a su compromiso de control de cada punto de la cadena de producción. La pureza de la cepa ibérica es el primer factor de calidad que debe ser atendido con mimo. Así, a partir del cuidado con la genética de la piara, el verdadero proceso que distingue a un ibérico de bellota empieza en las dehesas, (cuentan con más de 30.000 hectáreas), donde se dan el ecosistema y el trato ideal para la cría en libertad del cerdo, la popular montanera. Algo clave en el sabor, el aroma y la textura, únicos de los jamones Blázquez.

Durante el acto de presentación del jamón 'Jacinto Blázquez', apadrinado por el periodista Pepe Ribagorda, se dieron a conocer las II Jornadas de Despiece del Cerdo Ibérico, que se celebran hasta el 24 de marzo en el restaurante Casa Paca de Salamanca. El menú degustación contiene platos como carrillera encebollada a la cerveza negra y mostaza, steak tartar de presa ibérica con alioli de wasabi, doble carpacho de carabineros y jeta ibérica, migas del pastor con secreto ibérico o falso risotto de hongos y costilla ibérica.