https://static.elnortedecastilla.es/www/menu/img/degustacastillayleon-desktop.jpg

El secreto de las magdalenas

Juana Rituerto muestra las magdalenas recién horneadas en la cocina de su casa. /Antonio de Torre
Juana Rituerto muestra las magdalenas recién horneadas en la cocina de su casa. / Antonio de Torre

Juana Rituerto Enfermera y autora del blog 'Ven a la cocina'

Carlos Álvaro
CARLOS ÁLVAROSegovia

Para Juana Rituerto, enfermera de profesión, trastear entre fogones es un placer, sobre todo desde que el blog 'Ven a la cocina' le permite compartir con miles de personas esas recetas que le rondan la cabeza y decide llevarlas a cabo. Una de las últimas que ha elaborado es esta, magdalenas de limón, un clásico de la repostería casera que lleva muy poquito tiempo y es un auténtico manjar. «Si tienes los ingredientes a mano y no te despistas haciendo las cosas, puedes tardar media hora. Son muy fáciles de hacer», sostiene.

El primer paso es elaborar la masa, para lo cual hay que batir el huevo y el azúcar. Cuando el huevo esté bien espumado, debe añadírsele la leche y el aceite previamente mezclados. «Llegado este punto yo también le echo la ralladura de limón, aunque también se puede hacer al final», aclara. Por último, se añade la harina mezclada con los polvos de hornear, se amasa y se bate. «Yo lo bato a gran velocidad, durante tres minutos. Cuando la mezcla está bien batida, la introduzco en una manga pastelera y relleno con ella las cápsulas de papel que antes debo haber colocado en un molde rígido que tengo con doce agujeritos. Antes de llevarlas al horno, es conveniente echar una pizca de azúcar sobre cada una». Con el horno preparado a 210 grados, las magdalenas deben estar listas en 16 o 17 minutos.

«La cocina me evade y cocinando descubro muchas cosas. Descubrir platos es lo que más me gusta. Me gustaría, eso sí, tener más tiempo para publicar más recetas», dice.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos