https://static.elnortedecastilla.es/www/menu/img/degustacastillayleon-desktop.jpg

Reciclaje y comida sin residuos desde la infancia

Un grupo de niños con la mascota de Clece, en una de las jornadas dedicadas a dar a conocer la importancia de reducir el desperdicio. /
Un grupo de niños con la mascota de Clece, en una de las jornadas dedicadas a dar a conocer la importancia de reducir el desperdicio.

Los más pequeños descubren que la cultura de la buena mesa va más allá de los alimentos, con importancia para el medio ambiente y la necesidad de reducir los desperdicios

PATRICIA MELEROPalencia

Muchos escolares de Castilla y León comen a diario en sus colegios. Son alumnos de entre tres y 16 años, para los que Clece gestiona su servicio de comedor y de cocina. Su labor es conseguir que todos estos niños coman variado y saludable, pero también que desarrollen buenos hábitos.

La cultura de la buena mesa va más allá de los alimentos, así que desde hace ya cinco cursos y con la ayuda de Clecito, un koala convertido en mascota de estos programas, Clece desarrolla diferentes campañas alimenticias desde Venta de Baños, donde se elaboran los menús. La firma busca mejorar los hábitos alimenticios de los más pequeños. Son actividades relacionadas con la alimentación sana y saludable, la sostenibilidad o el cuidado del medio ambiente.

La tarea de este curso 2018-2019 es la de 'Reduce el desperdicio con Clecito'. «Con esta campaña con la que ya llevamos dos años, buscamos varios objetivos: por un lado, fomentar los consumos de alimentos que normalmente generan más rechazo entre los escolares y, por otro lado, sensibilizar sobre los consumos razonables y sostenibles, reducir los residuos y reciclar los subproductos que se generan en los comedores», explica la jefa del servicio, Estíbaliz de Frías.

Después de aprender en campañas anteriores la importancia de comer pescado o verduras o la de mantener una dieta equilibrada, Clecito sigue enseñando a los más pequeños que los buenos hábitos en torno a la comida van más allá del rato que pasamos en la mesa.