https://static.elnortedecastilla.es/www/menu/img/degustacastillayleon-desktop.jpg

Pequeños jueces del sabor

Una decena de estudiantes se estrenan en la calificación de las tapas del Concurso de Pinchos Infantil de Valladolid

ANDREA D. SANROMÁValladolid

La ocasión lo merecía. Diez alumnos de Sexto de Primaria del Colegio Jesús y María han ejercido como jurado de las tapas infantiles en el XX Concurso Provincial de Pinchos de Valladolid, que continúa hasta el domingo. Los estudiantes puntuaron del uno al cinco la presentación, la originalidad y la degustación de las cinco propuestas que presentaron Mesón Maryobeli, Astrolabio, Brasería Poniente, Carminna y Gastrobar Sabores. La emoción y los nervios no se ocultaban en sus rostros, incluso Manuel, que cumplía 12 años, tras la experiencia, no descartaba dedicarse a la crítica. «Valoro mucho los sabores aunque la presencia también importa. Nunca he sido jurado pero podría acabar siéndolo».

La primera parada arrancó los nervios del estreno, fue en Astrolabio, donde les esperaban los 'Huevos casi rotos', con huevo escalfado, espuma de patata, crujiente de jamón, pan, aceite y pimentón. Tras unos minutos de degustación y con la puntuación secreta recogida en su cuaderno, llegó el momento de dirigirse al segundo establecimiento, el Mesón Maryobeli, que propuso 'Odre de canama al melimelón', con crema de quesos viejo y trufado, nata y gelatina con mermeladas de tomate, higos y calabazas y decorados con frambuesa.

El procedimiento, el mismo: presentación y explicación del pincho por cada uno de los locales, degustación y valoración. Algunos se miran y comparten impresiones; otros se lo toman más en serio y ocultan sus anotaciones.

Siguiendo la ruta acordada, la tercera parada se produjo en el Gastrobar Sabores, que presenta 'El pollito pío', compuesto por una alita de pollo deshuesada, rebozada en tempura de maíces y frita con una espuma de barbacoa.

Una niña degusta una tapa.
Una niña degusta una tapa. / Henar Sastre

Y de camino a la penúltima parada, algunos reconocen hacer sus pinitos en la cocina. «En casa hago alguna vez la cena, aunque tampoco muchas veces», apunta Diego (de 11 años). «Me gusta cocinar y probarlo todo», añade Eugenia (12 años); y Romeo (11 años) explica, «yo intento aprender lo que cocina mi abuela para que no me lo haga todo, porque si no está todo el día liada».

Y llegó el turno para Brasería Poniente, con su '¡Cómeme el donuts!', un bollito de queso azul al vapor relleno de mermelada casera de pasas, membrillo y miel con cobertura de pistacho y peta zetas.

En el momento de valorar, de nuevo conversaciones, Juan, de 12 años, asegura que se lo ha pensado «mucho». Por su parte, Ricardo, de la misma edad, afirma que está viviendo «una gran experiencia», porque «realmente no esperaba que me fueran a escoger de jurado». Y es que la selección se realizó en clase tras elaborar un vídeo presentación de una receta.

El punto final del recorrido lo puso Carminna, con su elaboración 'Fuet o no fuet', un trampantojo dulce de fuet. Así que tras la última deliberación, solo queda decir. 'Alea jacta est'. El ganador del concurso infantil de pinchos no se desvelará hasta el próximo lunes, 11 de junio, como el resto de galardones.

 

Fotos

Vídeos