https://static.elnortedecastilla.es/www/menu/img/degustacastillayleon-desktop.jpg

Cinco castillos con chicha

Castillo de Simancas. / Javier Prieto

Cinco fortalezas visitables en Castilla y León con mucho que ver por dentro

JAVIER PRIETOValladolid

No choca mucho que un territorio que lleva por nombre «Castilla y León» pueda presumir precisamente de eso, de castillos. Los hubo casi por todas partes y casi desde siempre. Cualquier promontorio con vistas era bueno para alzar una torre, una atalaya, un castro, cualquier cosa hecha con piedras gordas que permitiera descubrir movimientos extraños en la llanura o el valle. De muchas de aquellas construcciones no ha quedado ni noticia pero muchas otras evolucionaron, según circunstancias y procesos históricos, hasta acabar convertidas en auténticas cajas fuerte. El lugar más seguro en el que estar.

Castilla y León tiene inventariadas 93 fortalezas. Algunas son solo los restos maltrechos de lo que un día fueron. Muchas, por suerte, todavía mantienen en pie buena parte de su estructura. Y unas cuantas están lo suficientemente enteras como para que adentrarse por ellas siga siendo una aventura apasionante capaz de trasladar a quien lo hace a tiempos tan remotos como los de la Edad Media.

Por último, unas pocas de estas fortalezas aportan a la visita el plus de ponernos en contacto con otros mundos, no siempre relacionados con la arquitectura militar o con la Historia. Son las que han acabado convertidas en contenedores culturales brindando sus pasillos, sus mazmorras y estancias para albergar colecciones, museos o centros de interpretación. Suman así, al interés que siempre tiene la visita a un castillo el de disfrutar de montajes expositivos o abrirnos a mundos que nada tienen que ver con vencedores y vencidos. Y gozan también de que el privilegio de ser tenidos en cuenta para nuevos usos les garantiza, al menos, el afianzamiento de sus estructuras durante un tiempo más. Estos son algunos de esos castillos que sorprenden al visitante por la mucha miga que albergan en su interior.

1
Valladolid

Castillo de Peñafiel

Su reconversión de ruina respetable en buque insignia de los museos provinciales de Valladolid fue modélica. Una estructura desmontable sustenta en el interior del castillo de Peñafiel la instalación del Museo Provincial del Vino de Valladolid, un moderno montaje expositivo pensado para mostrar la variedad y calidad de la producción vinícola de la provincia, con cinco denominaciones de origen reconocidas: Tierra de León, Ribera del Duero, Cigales, Toro y Rueda. El recorrido por su interior aporta una visión general del largo y laborioso proceso que implica la elaboración de este producto: nueve secciones en las que se habla de la historia, los procedimientos, los tipos de prensas utilizados, las herramientas, los útiles de medida, las botellas o la cata.

La visita incluye la posibilidad de disfrutar de las impagables panorámicas que se ofrecen desde las almenas. Unas vistas que hacen comprender de inmediato que la ubicación del castillo no es fruto del capricho o la casualidad. Este castillo, junto al recinto califal de Gormaz, es tenido como uno de los mejores ejemplos de arquitectura militar medieval española. INFORMACIÓN: Tel.: 983 881 199.

2
Valladolid

Castillo de Simancas

Es normal que algunas fortalezas hayan ido cambiando de forma y de funciones a lo largo de los siglos. Es el caso de este castillo muy conocido por albergar en su interior muchos de los principales documentos de la Historia de España pero muy poco visitado por el público en general. Y es una pena porque resulta de lo más interesante. La visita guiada, además de ilustrar sobre la importancia y el manejo de documentos, recorre estancias tan interesantes como el cubo del Archivo, el espacio habilitado por Felipe II para reunir en él los documentos más selectos y secretos de Patronato Real.

Antes de pasar a manos de la Corona, en 1480, el castillo de Simancas había cumplido su función de fortaleza defensiva en manos de la familia Enríquez, almirantes de Castilla. Después, y dadas sus especiales condiciones de seguridad, fue utilizado, entre otras cosas, como depósito de armas, de dinero o como prisión de Estado. En la actualidad alberga la exposición 'Espías: servicios secretos y escritura cifrada en la monarquía hispánica'. INFORMACIÓN: Visitas guiadas: información y reservas en los teléfonos 983 59 00 03 (laborables) y 902 500 493 (fines de semana y festivos).

3
Salamanca

Torreón de Alba de Tormes

Una torre de aspecto inexpugnable y planta cilíndrica es lo único que queda después de que se decidiera la voladura de la fortaleza, durante la Guerra de la Independencia, para evitar que se atrincheraran en ella los franceses. Mucho antes de eso, al menos desde que Gutierre Álvarez de Toledo recibiera la localidad de manos de Juan II, formó parte de un complejo defensivo que Fernando Álvarez de Toledo y Pimentel acabó transformando, definitivamente, en un suntuoso palacio renacentista. De su mano el edificio se engalana con los mejores mármoles, pinturas y tapices mientras que por sus salas desfilan notables figuras del Siglo de Oro. Ejemplo de ello son los magníficos frescos renacentistas que adornan su sala de la Armería, una de las pocas muestras de este estilo que pueden verse en España. La visita a la torre, que acoge también muestras expositivas, brinda magníficas vistas de la villa y su entorno. INFORMACIÓN: Tel. 923 37 06 46.

4
Ávila

Castillo de Arévalo

Fue mandado reconstruir a mediados del siglo XV por don Álvaro de Zúñiga, duque de Béjar, y se asegura que tras la muerte de Juan II sirvió de residencia a su esposa viuda y con ataques de demencia, Isabel de Portugal, y sus dos hijos, la futura reina Isabel la Católica y Alfonso de Castilla. Tras pasar por las manos de Álvaro de Luna regresó a la de los Reyes Católicos utilizándose cada vez más como prisión de reos ilustres. Como tantos otros castillos, en el siglo XX fue salvado de la ruina total al reutilizarse como almacén de grano de toda la comarca. Precisamente, en su torre del homenaje alberga un pequeño Museo del Cereal en el que, además de ilustrar sobre diferentes aspectos relacionados con esta materia, recuerda la función que cumplió en el pasado. INFORMACIÓN: ayuntamientoarevalo.es. Tel. 920 30 00 05. Abre fines de semana y festivos.

5
Palencia

Castillo de Ampudia

Es uno de los castillos señoriales mejor conservados de Castilla y León. Algo que resulta evidente en cualquiera de las dos modalidades de visita que permite (ambas guiadas). La primera nos adentra por algunas de sus principales dependencias, salas en las que, además de ponernos al tanto de los pormenores de la edificación, se disfruta como niños con las variadas y curiosas colecciones que reunió el empresario Eugenio Fontaneda a lo largo de su vida y que aquí encontraron un marco excepcional. Desde las piezas de arqueología, a las de arte sacro o la encantadora sala con juguetes, casas de muñecas y autómatas pasando por una botica medieval o una sala de armas. Todavía más fascinante es la visita 'Rincones secretos' que discurre por las salas que utilizaron y todavía utilizan los señores del castillo. INFORMACIÓN: castillodeampudia.com. Tels.: 699 48 45 55, 979 76 80 23.

 

Fotos

Vídeos