https://static.elnortedecastilla.es/www/menu/img/degustacastillayleon-desktop.jpg

Dos cocineros palentinos cocinan a las faldas del mítico Espigüete para despertar la atención institucional

Steven Liébana y Luis Sancho se disponen a cocina en el Espigüete. /S. L.
Steven Liébana y Luis Sancho se disponen a cocina en el Espigüete. / S. L.

Steven Liébana y Luis Sancho denuncian el abandono de la zona norte de Palencia

Nieves Caballero
NIEVES CABALLEROValladolid

El pico Espigüete es una de las mayores elevaciones de la Montaña Palentina, con 2.450 metros de altura. Esta montaña mítica palentina situada en el municipio de Velilla del Río Carrión ha sido escalada por muchos montañeros, pero nunca antes ningún chef había subido para cocinar en directo.

Hoy lo han hecho los cocineros palentinos Steven Liébana y Luis Sancho, del Club Seleccioón Palencia Tierra de Sabor. Lo hacen para promocionar la Montaña Palentina y denunciar «el abandono institucional que sufre la zona norte de Palencia, a pesar de su belleza y su importantancia cultural turística y gastronómica, en palabras del jefe de cocina Steven Liébana.

Junto a los cocineros, han subido al Espigüete representantes de los ayuntamientos de la comarca y de la Asociación de Hosteleros de Guardo, así como la presidenta de la Asociación de Empresarios y propietaria de Puente Agudin de Cardaño de Arriba.

Los platos de jijas, morcilla y trucha en escabeche recién cocinados en plena Montaña Palentina. / S. L.

A 2.000 metros a la altura del Monte El tejo, a las faldas del Espigüete y el Curavacas, los cocineros han elaborado un auténtico menú de la cocina palentima, con un salteado de jijas, un escabeche de trucha del río Carrión, morcillas El Cristo de Guardo y de Cornón de la Peña y un guiso de lechazo de la tierra. No podían faltar unas pastas de la Montaña Palentina y unos hojaldres de Uko, de Cervera de Pisuerga, para dar el toque dulce a la comida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos