https://static.elnortedecastilla.es/www/menu/img/degustacastillayleon-castillayleondevinos-desktop.png

La pasión, la formación y conocer el territorio, claves del enoturismo

Patricia Regidor, Cristina Solís, Beatriz fernández, Inés Salas y Carmen San Martín, brindan junto al Q-BO. /CH. M.
Patricia Regidor, Cristina Solís, Beatriz fernández, Inés Salas y Carmen San Martín, brindan junto al Q-BO. / CH. M.

Carmen San Martín, Patricia Regidor, Inés Salas, Beatriz Fernández y Cristina Solís reflexionan en el Q-Bo

Nieves Caballero
NIEVES CABALLEROValladolid

La pasión por el vino, la formación y los idiomas, la tradición y la innovación, conocer el territorio, la gastronomía y los productos de la zona, la dinamización de los destinos y la comercialización, así como las actividades que se organizan en otras zonas vitivinícolas del planeta, son algunas de las claves del enoturismo. Así lo manifestaron cinco mujeres muy vinculas al sector del vino en la presentación del IV Curso Superior de Especialista de Enoturismo, en Valladolid.

Carmen San Martín, que está al frente de Hijos de Alberto Gutiérrez, situada en Serrada, y que preside el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rueda, compartirán mesa para abordar la situación actual de enoturismo en Castilla y León a través de sus experiencias profesionales; Beatriz Fernández Pujo, directora comercial y responsable de marketing, comunicación y desarrollo del área de enoturismo de la bodega Liberalia Enológica de Toro y presidenta de la recién certificada Ruta del Vino de Toro; Inés Salas, enóloga de Bodegas Hijos de Félix de Corcos del Valle (DO Cigales) y presidenta de la Ruta del Vino Cigales; la periodista y sumiller Patricia Regidor, alma de la agencia de comunicación del vino y la organización de eventos enoturísticos; la también periodista Cristina Solís, actual gerente de la Ruta del Vino de Rueda y docente en la escuela Superio de Enoturismo de Castilla y León, participaron en una mesa redonda que tuvo lugar en en el centro de dinamización enogastronómico y promoción turística Q-BO de la Diputación Provincial de Valladolid, en el barrio vallisoletano de Villa de Prado. Todas ellas explicaron su formación y cómo han llegado al mundo del vino, antes de reflesionar sobre los retos del enoturismo.

Fusión de vino y la joyería

Un ejemplo de innovación en el sector del vino fue el de las hermanas bodegueras Reyes y Elena Muelas, de Bodegas Muelas de Tordesillas (Valladolid). Además de dedicarse en cuerpo y alma a la bodega, Reyes se linceció en Bellas Artes en Salamanca y se especializado en la joyería. Ambas han fusionado el mundo de las joyas y el vino con una marca propia que se inspira en el territorio. Por ejemplo, algunos de sus diseños evocan las viñas, las uvas y el vino.

Fue Víctor Alonso, vicepresidente de la Diputación de Valladolid, el encargado de dar la bienvenida a todos, antes de recordar que las institución provincial apoya este proyecto formativo pionero en materia enoturística en Castilla y León porque el turismo del vino es uno de los principales activos para fijar población en la provincia. Además, aseguró que es un sector en el que trabajan mayoritariamente mujeres y mencionó el Plan de Dinamización Económica para la Mujer Rural.

Bolsa de empleo

Jorge Febrero, coordinador Welcome Castilla y León y Asesoría de Turismo y promotor de la Escuela Superior de Enoturismo de Castilla y León, agradeció su apoyo al Centro de Estudio Gregorio Fernández y el Ayuntamiento de Medina del Campo por creer en el Curso Especialista en Enoturismo, que fue pionero en España y que este año cumple su cuarta edición. El curso se desarrollará desde el 6 de marzo hasta el 14 de junio y el período de matrícula estará abierto hasta el 8 de marzo, según informó después David Muriel, director de la Escuela Superior de Enoturismo de Castilla y León.

Muriel explicó que el curso suma 250 horas de formación impartidas por profesionales del sector enoturístico en activo, quienes aplican una metodología experiencial y participativa, y un periodo posterior de 250 horas de prácticas en empresas y entidades del sector. Al mismo tiempo, señaló que la formación es bilingüe y anunció que se va a crear una bolsa de empleo para poner en contacto a los que estudien el curso con las empresas que busquen especialistas en enoturismo.

Jorge Febrero hizo un llamamiento a las empresas para que «los alumnos del curso tengan opción de quedarse a trabajar en Castilla y León y contribuyan a dinamizar los destinos y ha fijar población en el medio rural con esta llave que es el enoturismo».