https://static.elnortedecastilla.es/www/menu/img/degustacastillayleon-castillayleondevinos-desktop.png

El Itacyl tramita la modificiación del pliego de condiciones de la Denominación de Origen Cigales

Copa de rosado de Cigales, durante la cata que tuvo lugar en Segovia la pasada semana./ Antonio Tanarro
Copa de rosado de Cigales, durante la cata que tuvo lugar en Segovia la pasada semana. / Antonio Tanarro

La nueva normativa permitirá controlar y certificar de forma más objetiva la calidad del vino y adaptar el producto al gusto de los consumidores actuales

Nieves Caballero
NIEVES CABALLERO

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica hoy la resolución del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl) que da continuidad al procedimiento y se hace pública la solicitud de modificación del pliego de condiciones de la Denominación de Origen Cigales. Esta petición, acordada y presentada por el Pleno del Consejo Regulador de esta figura de calidad, busca principalmente adaptar el vino que se produce en esta DO a las nuevas condiciones de elaboración y a los gustos del consumidor actual. La última modificación de la normativa de la DO Cigales tuvo lugar en 2011.

Otro de los motivos que han llevado a modificar el pliego es la adaptación a los criterios marcados por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) ya que el Consejo Regulador se encuentra inmerso en el proceso de acreditación en la Norma UNE-EN-ISO 17065 con el objeto de llevar a cabo el control y certificación del vino de Cigales. Concretamente, se han adaptado las características organolépticas de los vinos, buscando una descripción más precisa del producto, y, especialmente, la vinculación a descriptores que puedan ser evaluados por un panel sensorial que cumpla los criterios de la Norma UNE-EN-ISO 17025, requisito que deberá cumplirse para la certificación de producto.

Con la publicación en el BOE se da publicidad a la solicitud y se inicia el procedimiento de oposición nacional, según el cual, cualquier persona, física o jurídica, que esté establecida o resida legalmente en España, cuyos legítimos intereses considere afectados, puede oponerse a la citada solicitud en el plazo de dos meses. Este es el primer paso del procedimiento de modificación de un pliego de condiciones, tal y como establece la reglamentación europea y la normativa nacional, previo a la publicación de la decisión favorable de la autoridad competente para su posterior envío a la Comisión Europea.

Hace ocho años, con Pascual Herrera

La última vez en la que la Denominación de Origen Cigales cambió su normativa fue en el año 2011, cuando era su presidente el enólogo Pascual Herrera, fallecido el 15 de enero de 2017. En aquella ocasión, la DO Cigales abría la puerta a la elaboración de espumosos y vinos dulces, además de admitir la incorporación de las variedades foráneas tintas cabernet sauvignon, merlot y sirah, junto a la casta blanca sauvignon blanc. Aunque estas castas se añadieron como complementarias a las principales. Pascual Herrera argumentaba que con la ampliación de las variedades se pretendía «dar más salida a la riqueza de elaboraciones posibles en Cigales y mejorar la comercialización».

Con la elaboración de rosados y blancos dulces, Herrera considera que se abrían las puertas a la venta de un tipo de vino que ya había comenzado a demandarse en el mercado en 2011, como sustituto de las bebidas más potentes, para después de comer y como aperitivo. «Hemos pensado sobre todo en la garnacha porque es una base magnífica para hacer vinos dulces y rosados, para que no se pierda la variedad», señalaba entonces en gran Pascual Herera. Aunque es una variedad que se estaba perdiendo y lamentablemente es minoritaria, la realidad es que los vinos de Cigales elaborados con garnacha están recibiendo grandes premios y, sobre todo, una gran acogida por parte de los consumidores.