https://static.elnortedecastilla.es/www/menu/img/degustacastillayleon-castillayleondevinos-desktop.png

La cosecha de la uva y el reposo del vino, grabados a fuego

Mural en el que el pintor Julio Sendino evoca la vendimia y el interior de una bodega. /Marta Sampablo
Mural en el que el pintor Julio Sendino evoca la vendimia y el interior de una bodega. / Marta Sampablo

El pintor vallisoletano Julio Sendino realiza un mural con la técnica

EL NORTEValladolid

El pintor vallisoletano Julio Sendino ha presentado un mural realizado en la bodega Valdemonjas, situada en el término municipal de Quintanilla de Arriba (Valladolid). Se trata de la intervención de una pared abovedada de la sala de barricas, de dimensiones 6,50 m de base x 3,50 m de altura, de temática relacionada con la vendimia. Asimismo, el enclave mostrará una exposición de los bocetos y dibujos del anteproyecto realizados a lápiz y acuarela. La muestra se podrá visitar hasta el mes de junio en la bodega, ubicada en la carretera de Soria Km 322, (Quintanilla de Arriba, Valladolid). (Es necesario concertar la visita previamente (Telf.- 609 81 68 78)

Julio Sendino es un artista vallisoletano, cuya actividad se centra en la pintura y el dibujo, que considera «la base fundamental de cada obra». A lo largo de su trayectoria sus trabajos han oscilado entre diversas tendencias artísticas como el realismo, al cubismo o la abstracción.

«El mural de la bodega Valdemonjas es especial por diversos motivos: en primer lugar, la ubicación, la sala de barricas, relacionando dos mundos, el exterior con la cosecha de la uva y el interior con el reposo del vino; en segundo lugar, por el entorno, la Ribera del Duero; en tercer lugar, el tamaño, ya que ocupa toda la pared de fondo de la sala abovedada y finalmente, el soporte utilizado (planchas de fibrocemento) y el tipo de técnica empleada (pintura encáustica), subrayó Sendino durante la inauguración.

Respecto a la técnica de pintura «encáustica» cabe destacar que la palabra deriva del griego enkaustikos ('grabar a fuego') y se caracteriza por el empleo de la cera como aglutinante de los pigmentos. Es una técnica conocida y utilizada desde la Antigüedad: los romanos la usaban sobre todo en tablas y los egipcios en los siglos I y II. «Se trata de una técnica natural y duradera, en consonancia con la filosofía de Valdemonjas», explicó el pintor.

Por su parte, el fundador de la bodega Valdemonjas de la DO Ribera del Duero, Alejandro Moyano, hizo hincapié en que «con esta obra damos un paso más en el concepto de bodega que estamos desarrollando, muy ligado al terruño y al arte». No en vano, la bodega logró en el año 2016, los premios Architizer A+ de arquitectura (EE UU), que se escogen entre las mejores muestras arquitectónicas mundiales.

El edificio de la bodega Valdemonjas destaca por poner los requisitos técnicos en servicio del proceso de elaboración del vino; su compromiso de sostenibilidad y una fuerte imagen de marca, acorde con los tiempos actuales. Diversas personalidades ligadas al mundo del vino y del arte (periodistas, miembros de la DO Ribera del Duero, músicos, etc) asistieron a la inauguración del mural.

Entre los asistentes se encontraban el director general de la DO Ribera del Duero, Miguel Sanz Cabrejas; y el director técnico, Agustín Alonso; el propietario de la Galería de Arte Rafael, Rafael Pérez González; el doctor en Historia y crítico de Arte, Clemente de Pablos; la artista visual y presidenta de AVA-Asociación de Artistas Visuales Agrupados de Castilla y León, Concha Gay; los artistas visuales Rafael Pablos (vicepresidente de AVA-Asociación de Artistas Visuales Agrupados de Castilla y León), Javier Redondo, Lorenzo Colomo y Jesús Velasco, entre otros.