https://static.elnortedecastilla.es/www/menu/img/degustacastillayleon-castillayleondevinos-desktop.png

Carlos Herrera hace parada en Bodegas Valduero al recorrer el Camino de Santiago

Carlos Herrera hace parada en Bodegas Valduero al recorrer el Camino de Santiago

El nuevo socio del Club Membresía La Tenada considera Valduero Lantigua 1989 uno de los diez mejores vinos del mundo

Nieves Caballero
NIEVES CABALLEROValladolid

El periodista Carlos Herrera disfruta estos días de la gastronomía de Castilla y León, durante su recorrido por el Camino de Santiago. Cada parada en la ruta se convierte en el descubrimiento de productos, platos y vinos, como se puede seguir en las redes sociales. El pasado viernes, 22 de junio, pudo visitar Bodegas Valduero donde, emocionado, se convirtió en socio de honor de la Membresía La Tenada, un exclusivo club entorno al mundo del vino. El almeriense fue el invitado de honor de Yolanda y Carolina García Viadero, directoras y propietarias de Valduero, una de las bodegas fundadoras de la Ribera del Duero.

La relación del periodista radiofónio y televisivo con esta bodega burgalesa, situada en Gumiel de Mercado, comenzó cuando el pasado mes de agotos señaló que «Este Valduero 6 años me ha descolocado. Cumbre del tinto de Ribera», en su cuenta de Twitter. Gran amante del buen vino y de la alta cocina recorrió las bóvedas excavadas bajo la montaña y firmó su barrica dedicando unas palabras, antes de declararse «un afortunado por entrar a formar parte de este gran club».

Ya en La Tenada, el restaurante del club privado del Valduero, fue donde sin duda más disfrutó con la cata preparada por Yolanda y Carolina para el periodista. Carlos Herrera cató su última creación, Valduero Reserva Rosado 2014, pasando por su ya famoso Albillo García Viadero 2017, hasta la gran especialidad de Valduero, los vinos de guarda donde probó su vino favorito, Valduero 6 años 2010. Pero sin duda la mayor sorpresa llego en la comida, con Valduero Gran Reserva 2007.

El afamado periodista quedó sorprendido ante la elegancia de un 2007, teniendo en cuenta la dificultad de esa añada, y es que como dice Yolanda, «en Valduero siempre intentamos rozar la excelencia, y con este vino lo hemos conseguido». Carlos Herrera aseguró no haber visto nunca potencia y elegancia en tan enorme armonía en el momento que probó Valduero Lantigua 1989, el vino más jujoso y exclusivo de Valduero.

El ilustre invitado disfrutó de una de sus pasiones, el vino, rodeado de un ambiente único. Brindando con su copa de Valduero, «Carlos Herrera se despidió entusiasmado prometiendo volver pronto, sin duda, a la que ya puede considerar, desde hoy, su segunda casa», según funtes de la bodega.

Carlos Herrera, durante su paso por tierras castellanas en el Camino de Santiago francés.
Carlos Herrera, durante su paso por tierras castellanas en el Camino de Santiago francés. / Foto de Carlos Herrera rescatada de Twitter

Carlos Herrera continuó su recorrido por el Camino de Santiago en dirección a Frómista, donde comió en la Hostería de Los Palmeros, entre otros platos, unas habitas repeladas con huevo a baja leña. Hoy ha parado en Villalcázar de Sirga, también en la provincia palentina, donde se ha dado un homenaje en el Mesón de Villasirga, antes de continuar hacía Carrión de los Condes.

En su cuenta de Twitter se pueden leer comensatarios como estos: «Ancha y verde es esta Castilla que me emociona día a dia», en relación a sus extensos campos de cereal, este año todavía verdes; «Profundamente enamorado de ella. Y Cada día que pasa más», en referencia a la bella iglesia de San Martín de Tours de Frómista, una de las joyas del románico palentino, situada en el Camino de Santiago

 

 

Fotos

Vídeos