https://static.elnortedecastilla.es/www/menu/img/degustacastillayleon-castillayleondevinos-desktop.png

La Asociación Jóvenes por el Vino celebra en Tordesillas su primer aniversario con 300 personas

Brindis con vinos de un grupo de jóvenes. JPEV/
Brindis con vinos de un grupo de jóvenes. JPEV

Premiará a las bodegas más colaboradoras y se presentará el carnet de socio 2019

EL NORTEValladolid

La Asociación Jóvenes por el Vino cumple un año de vida y lo celebra con más de 35 bodegas y 10 empresas e instituciones colaboradoras que han querido sumarse este día. El evento, que se celebra mañana, a las 20:00 horas, en el Auditorio El Carmelo de Tordesillas, contará con una entrega de premios para las bodegas más colaboradoras y se presentará el carnet de socio 2019, apoyado por las denominaciones de origen Rueda, Toro y Cigales, y varias bodegas de la zona de la Ribera del Duero.

Esta asociación, que nació con el fin de acercar la cultura del vino a los jóvenes y eliminar los prejuicios, contará con la presencia de 300 personas con una media de edad de los asistentes de 25 años. La capacidad de convocatoria de Jóvenes por el Vino es incuestionable como demuestra el hecho de que las entradas se agotaran el mismo día que salieron a la venta. La Asociación ha fletado dos autobuses desde Valladolid para evitar el uso del coche hasta la localidad tordesillana.

«Cumplir años no es hacerse mayor, «lo bueno es cumplir», que decía mi abuelo. Ahora, trescientos sesenta y cinco días después del primer evento, quedada, fiesta o como lo queramos llamar, hay que hacer balance», señala la asociación a travésde un comunicado de prensa para agradecer a todos su apoyo.

«En cincuenta y dos semanas que tiene un año nos ha dado para mucho. Primero a conocernos; segundo y tan importante como lo primero, a que nos conozcan. Había que pellizcarse la primera vez que nos llamó una bodega o ese domingo pendientes de vernos en el telediario de Telecinco; y cuando esa DO se decidió a llamarnos para, entre todos, ser más fuertes», añade.

«Tendríamos que mencionar muchas bodegas, por suerte, pero lo más importante es que un año después esperamos haber empezado a encontrarnos más jóvenes pidiendo un vino en las barras de bares. No podemos frenar este ímpetu. Estamos con ganas de que el segundo año de vida esto vaya a más, que cada vez más jóvenes se unan a nuestra propuesta y conozcan el vino de una forma más técnica, como los enólogos, de una forma más sensorial, como los sumilleres, y de una forma más cultural, como más nos gusta», argumentan los socios.

«Que se nos abren los ojos y nos late el corazón cada vez que escuchamos eso de «ponme otro vino» que es que tenemos que brindar. Brindar por seguir cumpliendo y porque aunque año a año nos hagamos mayores, siempre seremos jóvenes por el vino», finaliza el texto.

 

Fotos

Vídeos