Netflix elimina las imágenes del suicidio de 'Por trece razones'

Un estudio revela que el mes posterior al estreno de la serie en 2017 hubo un aumento del 28,9 % de adolescentes que se quitaron la vida en Estados Unidos

I. Asenjo
I. ASENJOMadrid

En 'Por trece razones' Hannah Baker graba en 13 cintas la causas por las que decide suicidarse, y la polémica sobre un efecto contagio entre los adolescentes siempre ha ido de la mano. Un estudio reciente ha revelado que en el mes posterior al estreno, en marzo de 2017, los suicidios entre los estadounidenses de 10 a 17 años aumentaron en un 28,9%. Además, los nueve meses posteriores al estreno se registraron 195 muertes por suicidio «adicionales» en este grupo de edad. Aunque los mismos autores advierten de que no se puede establecer una relación causal, los expertos inciden en el peligro de que en los medios se presente el suicidio de forma idealizada.

La exitosa serie está a punto de volver con la tercera temporada y si uno decide volver a ver los capítulos existe un cambio que llama sobremanera la atención: No aparece el suicidio de Hannah (Katherine Langford) de forma tan gráfica o explícita. Después del revuelo formado y el estudio anteriormente citado, la plataforma de streaming ha decidido retirar la escena.

«Siguiendo los consejos de médicos expertos, incluyendo la doctora Christine Moutier, jefa médica en la Fundación Americana por la Prevención del Suicidio, hemos decidido con el creador Brian Yorkey y los productores editar la escena en la que Hannah se quita su propia vida», han explicado desde la plataforma en un comunicado.

Quienes hayan visto la serie y vuelvan a poner los capítulos, podrán comprobar que existen diferentes entre los montajes. En la parte original, Hannah entraba en el baño y se veía claramente cómo se cortaba las venas y su madre la encontraba en un charco de sangre. Cerca de tres minutos de angustia.

Tras la modificación, se ve a Hannah entrando en el cuarto y tras un parón la madre se la encuentra, evitando que el espectador vea el cuerpo sin vida y rodeado de sangre de la chica.

El 'humo' de 'Stranger Things'

El gigante audiovisual sucumbe ante las críticas del mismo modo que ha hecho con el tabaco. Hace solo unos días Netflix anunciaba que dejaría de mostrar gente fumando en sus series y películas «a menos que sea esencial para la visión creativa del artista o porque define el personaje». Todo esto después de los comentarios contrarios por el uso de cigarrillos en programas dirigidos a un público juvenil como es el caso de 'Stranger Things', cuya última temporada se estrenó hace unos días.

Todo viene por otro informe, en este caso del Truth Initative que denunciaba el continuo uso de tabaco en las series de Netflix, que se ha triplicado en la temporada 2016/2017 (van con un poquito de retraso), como posible causa de un aumento del consumo de cigarrillos entre la juventud. El estudio ha detectado un total de 1209 apariciones de tabaco en series de esos años entre las series más populares entre el público de 15 a 24 años. De estas, Unbreakable Kimmy Schmidt se llevaba la palma con 292 apariciones, 'Stranger things' iba segunda con 262 y finalmente Orange is the new black con 233.