Zona gamer: Tiempo de heroínas

La gran Lara Croft vuelve con el cierre de la trilogía moderna que vuelve a remarcar los aciertos que supusieron el renacer de la saga: más acción, mejor guion y una protagonista real

Una de las escenas del videojuego. /El Norte
Una de las escenas del videojuego. / El Norte
EDUARDO M. ESPALLARGASValladolid

Corren nuevos y buenos tiempos para el videojuego. Por suerte, la reivindicación feminista está empapando los cimientos de la industria y, pese a que aún queda mucho por hacer, ya comienzan a palparse esos pequeños logros. En una entrevista para este periódico, la escritora Kameron Hurley daba algunas pinceladas del porqué de este cambio: «se produce en parte porque cada vez hay más jugadores que no son hombres blancos, y también quieren verse representados». La mitigación de la sexualización de la mujer es también resultado de esto, y es que cada vez se trata de huir más de los viejos estereotipos para situar en pantalla a mujeres reales. El claro ejemplo es Lara Croft, eterna heroína que renació con 'Tomb Raider' (2013), siguió con 'Rise of the Tomb Raider' y ahora cierra la trilogía en 'Shadow of the Tomb Raider' para seguir indagando en su lado más personal.

El personaje nació en el año 1996 de la mano del estudio Core Design con la saga 'Tomb Raider' entusiasmando a crítica y público al situarse como una de las primeras aventuras en 3D en la época de las máquinas de 32 bits, marcada especialmente con el debut de Sony en el sector, con Playstation. Desde entonces, la franquicia ha sufrido muchos altibajos, pero lo que no ha cambiado es que la heroína ya forma parte del imaginario colectivo llegando a protagonizar películas. No obstante, en los últimos años el acontecimiento más importante para la franquicia fue el relevo que se produjo entre sus responsables. Tras el fallido 'Tomb Raider: el Ángel de la Oscuridad', el testigo pasó de Core Design a Square Enix.

Con el tiempo lo que quedó claro es que hacía falta un cambio profundo en la franquicia no solo para actualizar al personaje a nivel de guion, sino también de mecánicas, ritmo y jugabilidad en general. Ese fue el trabajo que llevó a cabo Crystal Dynamics con 'Tomb Raider', pues reimaginaron los orígenes de Lara y nos presentaron a una joven protagonista que aún se estaba formando como la fiera aventurera que está destinada a ser. De hecho, esta nueva serie continuó con un 'Rise of the Tomb Raider' para presentarnos a la exploradora que nacía, y en este 'Shadow of the Tomb Raider', título encargado de cerrar la trilogía esta vez con el estudio Eidos Montreal a los mandos, vemos a una Lara que se mimetiza con la jungla para ser letal.

Escenas del videojuego. / El Norte

La progresión del personaje es uno de los puntos más importantes de esta trilogía moderna, pero el tono general es que nos encontramos con una heroína de carne y hueso que sufre y tiene miedo o dudas, pero también inteligente, obstinada, resolutiva y temible cuando las circunstancias así lo exigen. No en vano, desde el estudio definen esta aventura como «el momento más crucial en la vida de Lara Croft», que viene marcado también por la tarea que tiene por delante en 'Shadow of the Tomb Raider': poner fin al mismísimo apocalipsis. Una serie de malas decisiones parecen haberlo desatado. Sin ánimo de destripar nada relacionado con el argumento, sí cabría mencionar que el videojuego funciona más cuando atiende al interior de los personajes y no tanto en ese enfrentamiento contra los malos de turno, más lleno de clichés. Es en la forma en que Lara afronta el peligro donde brilla más el videojuego.

Entre los escenarios que visitamos, otro apartado de vital importancia en cualquier 'Tomb Raider', predomina especialmente Perú y su jungla, aunque el comienzo del juego en México es también digno de elogio, con algunos de los escenarios más preciosos del título con el Día de los Muertos como protagonista. Las culturas maya e inca son por tanto las que predominan, y sus leyendas y tradiciones las desencadenantes de un guion que gana enteros a medida que avanza la aventura, con algunas partes algo más planas y sorpresas también para los aficionados.

Misma línea

Cabe mencionar que en líneas generales 'Shadow of the Tomb Raider' es un juego bastante continuista con respecto a las entregas más recientes de la saga, y las situaciones de acción, gestión del inventario o las armas y progresión del personaje serán fácilmente reconocibles para los que las han jugado. Se echa en falta algo más de chispa en este sentido, sobre todo al comprobar que dónde sí se ha atrevido Eidos Montreal a innovar ha funcionado. Lo vemos por ejemplo en las fases subacuáticas, y es que el jugador deberá dominar el buceo para explorar zonas inaccesibles de otra manera y descubrir nuevas rutas. La selva sigue siendo despiadada bajo el agua, por lo que el jugador habrá de enfrentarse a enemigos como morenas.

La fauna y flora del escenario es un punto destacable de este título ya no solo porque estéticamente llama mucho la atención, sino también porque formará parte clave de la jugabilidad. De hecho, una de las experiencias más satisfactorias es aprender a dominar la selva y mimetizarse con ella para acechar a los enemigos. El uso del entorno camuflándose en el barro o aprovechando la vegetación más frondosa o los árboles serán claves para salir victorioso de los combates mediante el sigilo. La propia selva esconde además tumbas que pueden ser exploradas por el jugador para obtener jugosas recompensas. En este sentido, Eidos Montreal ha hecho un gran trabajo dotando a estas tumbas de una mayor profundidad y variedad, por lo que encontrarlas y perderse por ella es muy satisfactorio. Lo mismo ocurre con las misiones secundarias, integradas por el escenario que el jugador debe explorar. Lo cierto es que consiguen aportar frescura y aportan pequeñas historias que se siguen con interés, sin dar sensación de ser puro relleno.

Ficha técnica

Título:
'Shadow of the Tomb Raider'
Plataforma:
PC, Xbox One, PS4
Precio:
69,99 euros
Edad:
+ 18

En cuanto al combate, el juego gana bastantes enteros cuando se hace uso del sigilo mediante el uso del entorno y armas clásicas como son el cuchillo, el arco y el piolet. Si hablamos de combates directos con armas de fuego, el título se vuelve algo más convencional. Eso sí, para todo tipo de acciones será necesario el progreso de personajes y de armas. De estas últimas se pueden mejorar características como el daño invirtiendo recursos en los campamentos, en los que también se pueden invertir puntos de habilidades para la propia Lara. Estas se reparten en tres ramas: Buscadora, Guerrera y Carroñera; cada una especializada en mejorar habilidades de combate, de sigilo o de uso del entorno. En definitiva: hacer más letal y ágil a la propia Lara para encarar los diferentes peligros.

En cuanto al apartado gráfico, pese a que hay algunos momentos en los que se echa en falta mayor pulido, lo cierto es que el título consigue brillar. Destacan las expresiones faciales de los protagonistas, muy realistas y humanas, dignas de cualquier película (Lara Croft está interpretada por la actriz Camilla Luddington) y un doblaje a nuestro idioma excelente. La voz de Lara en español corre a cargo de la actriz Danai Querol, quien ha trabajado en otrs videojuegos de renombre como 'Destiny 2', 'World of Warcraft: Battle for Azeroth' o 'Far Cry 5'.

En líneas generales 'Shadow of the Tomb Raider' es un videojuego imprescindible para los fans de Croft y muy notable dentro de la categoría acción-aventura. Quizás demasiado continuista, pues se le echa en falta un poquito más de chispa y riesgo, pero es un cierre a la altura de la trilogía y, sobre todo, a la altura de Lara Croft.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos