Los teatros públicos piden más medios para programar y un IVA del 10%

Los teatros públicos piden más medios para programar y un IVA del 10%
Carlos Morán, presidente de la Red de Teatros Públicos, al inicio de la asamblea en la Feria de Valaldolid. Rodrigo Jiménez

Setenta gestores de espacios escénicos celebran una asamblea en la Feria de Valladolid

La Feria de Valladolid acogió ayer la asamblea anual de la Red de Teatros, Auditorios, Circuitos y Festivales de Titularidad Pública, que reunió a setenta programadores y gestores de estos espacios en una sesión previa a la inauguración hoy de Mercartes. Durante tres días este foro pondrá en contacto a actores, programadores y espacios escénicos en varios encuentros de reflexión en torno al sector y su oferta artística.

«La cultura es el alimento del alma y las artes escénicas son un servicio público a la altura de la educación que hay que cuidar», resumió Carlos Morán, presidente de la Red Española de Teatros Públicos. Uno de los asuntos prioritarios para los responsables de gestionar estos espacios –dependientes de administraciones locales o autonómicas en su mayor parte– es la rebaja del IVA del 21% actual al 10% aplicado a la contratación de compañías, una medida que, según Carlos Morán, permitiría programar un 11% más de espectáculos a la par que la recaudación de las arcas públicas por IRPF y Seguridad Social aumentaría al generarse más actividad y contrataciones. «A los teatros públicos programar nos cuesta un 21% más que a los privados porque no podemos compensar el IVA, y por los proyectos pagamos a las compañías un 21% más sin que podamos deducirnos como lo hace un teatro privado», explicó Morán.

En la asamblea se planteó la necesidad de que las artes escénicas cuenten con un ámbito legislativo específico. «Últimamente la ley de contratos del sector público ha hecho más complejo el procedimiento, y sirve lo mismo para hacer un puente que para contratar a un grupo de teatro, solo que las compañías no tienen estructuras administrativas para resolver esto y tienen que gastar muchas energías en los trámites que la administración exige».

En su opinión, los poderes públicos deben plantearse el desarrollo de un marco legislativo propio en el que se aborden desde cuestiones relacionadas con la prevención de riesgos laborales a la contratación.

Con una bolsa de 12 millones de espectadores en torno a las artes escénicas en España, el sector se fija como fin prioritario ser más accesible ante las nuevas generaciones. «Tenemos una escuela de formación en Almagro en la que trabajamos cómo llegar a nuevos públicos; de hecho, en la Red vamos a crear una comisión dedicada al circo, pues vivimos una eclosión de compañías circenses que están conectando con el público joven a través de espectáculos muy plásticos donde se da cabida a la introducción de la danza y a una presencia muy importante de la música. Además –arguye– el circo ofrece grandes posibilidades en la utilización de nuevas tecnologías, con un discurso artístico más cercano a códigos de visionado que maneja la gente más joven».

 

Fotos

Vídeos