Fiesta en la corrala de Pimentel

El presidente de la Asociación Amigos del Teatro, Félix Hernández, y la concejala de Cultura, Ana Redondo, entregan el Premios Amigos del Teatro a Llum Barrera./R. Valtero / ICAL
El presidente de la Asociación Amigos del Teatro, Félix Hernández, y la concejala de Cultura, Ana Redondo, entregan el Premios Amigos del Teatro a Llum Barrera. / R. Valtero / ICAL

Llum Barrrera y Gabino Diego reciben los premios de Amigos del Teatro a las mejores interpretaciones de la pasada temporada

Victoria M. Niño
VICTORIA M. NIÑOValladolid

Una celebración del teatro amateur y profesional llenó el patio del Palacio de Pimentel, sede de la Diputación de Valladolid, durante la entrega de los premios Amigos del Teatro.

Si los actores Llum Barrera y Gabino Diego lo recibían por sus interpretaciones en las obras 'La lista de mis deseos' y 'El intercambio', que se subieron en la pasada temporada al escenario del Zorrilla, los actores amateurs Vidal Rodríguez y Jesús Cirbián, fueron reconocidos por sus papeles en la propuesta amateur de 'Don Juan Tenorio'. Ángela Hernández recogió otro reconocimiento a su apoyo a la cultura y las profesoras de La Bien Pagá, por su difusión del teatro. Ana Redondo, concejala de Cultura del Ayuntamiento de Valladolid, Jesús Julio Carnero, presidente de la Diputación, y Félix Hernández, presidente de Amigos del Teatro, fueron los encargados de entregar los galardones.

El patio que vio nacer a Felipe II se convirtió en una corrala en la que Gabino Diego bromeó imitando la voz del actual rey, quien le dijo: «Gabino ya eres de la familia», en recuerdo de su célebre encarnación de Felipe IV en 'Crónica del rey pasmado', un monarca que nació en el contiguo Palacio Real, en esa misma plaza. Tanto él como Llum Barrera destacaron a sus predecesores en un premio tan popular y sus visitas a los teatros de Valladolid. «Siempre nos han acogido bien en el Cervantes y en el Zorrilla. Para mí el teatro es como decía otro actor que ya no está Félix Rotaeta, una madre que siempre te acoge. 'El intercambio' terminó su tour en Alcalá y en noviembre comienzo en otra obra con La Zaranda», explicó Diego, quien dedicó el premio a «Almudena que me ayuda a aprenderme los papeles y a Inés Ribadeira, una profesora de canto gallega que vivió toda su vida aquí».

Llum Barrera, reconocida cómica en sus apariciones televisivas, aludió al teatro como ese oficio en el que «siempre estás empezando, feliz de aceptar cada reto y de subir a las tablas, contar una historia, emocionar al público y poder mirarlo a los ojos. Eso es lo que te da la vida». Barrera, cuyo primer papel de fin carrera la trajo al teatro Cervantes en 1990, agradeció a su director el papel de esta obra que «siendo pequeña, no muy comercial, no fácil de vender, estoy hora y media sobre el escenario en algo que no es comedia pero que tampoco es drama, y me encanta. Y me gusta mucho venir a una ciudad en la que la cultura teatral es casi tan importante como la gastronómica».

Las dos profesoras de la escuela de interpretación amateur La Bien Pagá sembraron sonrisas en la eventual corrala. Evangelina Valdespino y Anahí van der Blick se imaginaron antes en la cárcel que recogiendo un premio, pero de momento ha llegado primero el galardón. Desde las Delicias han apostado por contagiar el «bichito del teatro» y «transformar la cultura de la ciudad con un teatro divertido y fresco». Se lo dedicaron a sus alumnos, algunos allí presentes -«la secta de la camiseta»-, «ser parte de vosotros es genial«»

De ciudad de teatros y de teatro, de autores y actores, y sobre todo de público aficionado se trató a Valladolid en una mañana soleada, la última de las fiestas patronales de 2018.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos