Echanove alaba Valladolid y califica de «miserables» los sueldos del teatro público

De izquierda a derecha, Ana Redondo, concejala de Cultura y Turismo, Juan Echanove, Ricardo Gómez y José María Vitteri, director del Teatro Calderón, en la rueda de prensa de la presentación de 'Rojo'. /Henar Sastre
De izquierda a derecha, Ana Redondo, concejala de Cultura y Turismo, Juan Echanove, Ricardo Gómez y José María Vitteri, director del Teatro Calderón, en la rueda de prensa de la presentación de 'Rojo'. / Henar Sastre

El actor madrileñó participó en una rueda de prensa, junto con Ricardo Gómez, con motivo del estreno nacional de 'Rojo'

ADOLFO PÉREZ VEGAValladolid

Con motivo del estreno nacional de 'Rojo', que tendrá lugar hoy, 9 de noviembre, en el Teatro Calderón a las 20:30, Juan Echanove y Ricardo Gómez, únicos actores de la función, han realizado una rueda de prensa junto a Ana Redondo, concejala de Cultura y turismo, y José María Vitteri, director del Teatro Calderón, en la que no han escatimado en elogios para la ciudad.

«En la fase final del proyecto,brindándonos la plataforma necesaria para ajustar la obra de esta noche», agradeció el actor de 57 años, en referencia al estreno de ayer. El montaje, que contiene 5 escenas, habla de Mark Rothko, que acepta «el proyecto de arte más caro de la historia desde la Capilla Sixtina», lo que supone que «renuncie a sus principios éticos y artísticos», indica Echanove. El actor alabó a su media naranja en la obra, Ricardo Gómez: «Tras 40 años en la profesión, nunca me he encontrado a un compañero tan riguroso y con tanto sentido del humor como él, y con solo 24 años». Ricardo Gómez confirmó la cita, bromeando con un «yo todo lo contrario», que posteriormente aclaró: «poder trabajar con Juan, activar el 'modo permeable' e ir aprendiendo, para mí es un privilegio».

Valladolid también salió bien parada, cuando Juan Echanove explicó que eran «unos grandes privilegiados por acabar todos los ensayos en el teatro, esto en Madrid no ocurre; allí está todo concentrado, y aquí es como ir por autovía». No salió del paso el teatro público, del que Echanove dijo «sus sueldos son miserables, uno tiene que rebajar el 500% su caché». También hubo perlas para la Transición, donde «se prescindió de una revolución cultural muy necesaria», apuntó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos