Las compañías emergentes piden paso en la Feria de Teatro de Castilla y León

Compañía La Troupe Malabó con el espectáculo 'Klez 80 Circus'./ José Vicente / Ical
Compañía La Troupe Malabó con el espectáculo 'Klez 80 Circus'. / José Vicente / Ical

Este es el año en el que se han programado un mayor número de propuestas de compañías de la comunidad

Silvia G. Rojo
SILVIA G. ROJO

La Feria de Teatro de Castilla y León siempre tiene abiertas las puertas a las compañías de la comunidad, de hecho, este es el año en el que se han programado un mayor número de propuestas con este origen, dieciocho, pero como es evidente, no todas pueden estar en esa parrilla. Desde hace varios años, la organización reserva un espacio para que las compañías puedan presentar en muy pocos minutos sus últimos trabajos y de este modo, llegar a los programadores.

«Es importante que tengan una oportunidad», dijo el director de la Feria, Manuel Jesús González, «por distintos motivos no han podido encajar pero queremos abrir una ventana para que puedan estar porque sus trabajos son muy interesantes».

En un principio iban a darse a conocer cinco obras pero en el último instante, todos los presentes coincidieron en que Teatro del Navegante también debía estar dando a conocer su 'Efecto Matilda', una obra que habla sobre la desigualdad hacia la mujer, un montaje «especial, educativo y sobre todo, económico», bromeó Beatrice Fulconis.

'Soñando a Chaplin'

En ese café tertulia también estuvo Teatro de Poniente con su último trabajo: '¿Hacia dónde vuelan las moscas?' Antonio Velasco, en representación de la compañía, cumplió con el objetivo de «resumir seis meses de trabajo en ocho minutos», que es el tiempo con el que cuentan para exponer de forma directa.

El trabajo se estrenó el pasado mes de mayo en el Teatro Liceo de Salamanca y es un historia que pretende «tocar al espectador», hablando de los secretos de una familia porque «en todas las familias se guardan cosas».

Desde Palencia hizo acto de presencia la compañía Garrapete que tiró de humor para presentar 'La familia Querubini'. Gonzalo Sánchez incidió en aspectos relacionados con la versatilidad de sus montajes, en este caso, enfocado a un público familiar y en el que abundan la «risa, ternura y la música en directo».

Feria de Teatro de Castilla y León en Ciudad Rodrigo. / José Vicente / Ical

La provincia de Soria estuvo representada por Pasito a Paso Producciones y, más concretamente, por Tatiana Ramos que fue la encargada de dar a conocer 'Atta, mañana ya no habrá más Numancia'. Ramos trajo a la feria un tema tan de actualidad como es la despoblación, «una tierra abandonada como otras tantas», por eso apeló a confiar en uno mismo para que mañana «sí que haya más Numancia». La nota de color, con un actor caracterizado como Chaplin, la puso la compañía vallisoletana Jesús Puebla Teatro de Mimo que se detuvo en su obra 'Soñando a Chaplin'. Tal y como se pudo comprobar, el público es partícipe del espectáculo que cuenta con el sello de la Office Chaplin.

Asociación regional

La Risa de la Tortuga propuso un montaje cargado de concienciación social pues el mensaje de su trabajo va encaminado a reducir el consumo de plásticos que acaban en el mar de ahí, '¡Hasta las gotas!' A través de la empatía con los personajes se pretende sensibilizar por lo que vendieron la función desde distintos puntos de vista, entre ellos, el trabajo con escolares.

Además,