El Teatro Zorrilla acoge el talento de los creadores castellanos y leoneses de cortometrajes

Los seis creadores seleccionados este año para participar en la sección Castilla y León en Corto de la Semana Internacional de Cine de Valladolid./Miriam Chacón / ICAL
Los seis creadores seleccionados este año para participar en la sección Castilla y León en Corto de la Semana Internacional de Cine de Valladolid. / Miriam Chacón / ICAL

Álvaro Martín, Fran Parra, Javier San Román, Felipe Arnuncio, Miguel Pertejo y José A. Campos presentaron sus últimos trabajos en la sección Castilla y León en Corto

El Norte
EL NORTEValladolid

Los seis creadores seleccionados este año para participar en la sección Castilla y León en Corto de la Semana Internacional de Cine de Valladolid defendieron este domingo sus trabajos, en la presentación en el Teatro Zorrilla. El jurado, formado por la coordinadora del programa de promoción y distribución de cortometrajes vascos Kimuak, Esther Cabero, y los cineastas Belén Santos y David Argüelles, se encargará de dilucidar el ganador, que se anunciará el próximo sábado con la lectura del palmarés de la edición.

Hasta Valladolid se desplazaron el vallisoletano afincado en Roma Álvaro Martín (autor de 'Accident de personne'), el abulense Javier San Román ('Big Data'), el vallisoletano Felipe Arnuncio (premiado en la pasada edición dentro de Seminci Factory por 'La herencia', el corto que hoy estrenó), el también vallisoletano Miguel Pertejo (que codirige 'Montesco' junto al asturiano Jacobo Valdés), y los autores de otros dos trabajos rodados en la Comunidad: 'Ángel caído', del malagueño Fran Parra (rodado en Villanueva de Valdueza, Ponferrada), y 'El origen', del cordobés José A. Campos (rodado en Rueda, Valladolid).

'Accidente de personne', cuyo título alude al eufemismo utilizado en París para aludir a los suicidios en el metro que interrumpen la circulación ocasionalmente, surgió con vocación de documental cuando su director, Álvaro Martín, se percató del verdadero significado de la expresión: «Decidí investigar sobre este tema y contar la historia de esas personas anónimas con deseos suicidas. Tras entrevistar a una chica con depresión, reconstruí de una forma más poética todas sus respuestas con la idea de incluirlas en el cortometraje como una voz en off. En principio la entrevistada iba a aparecer ante la cámara, aunque no se la reconociera, pero finalmente se echó atrás y tuve que recurrir a una actriz (Vicky Sanz Salazar) para grabar las imágenes y a otra (Lucie Le Bras) para grabar la voz que finalmente se escucha en la película. Así que lo que iba a ser un documental puro y duro, acabo siendo una suerte de docuficción con un resultado que me encanta», relata a Ical.

'Ángel caído', por su parte, «es el producto de la fusión de ciertas obsesiones referenciales (literarias y fílmicas)» que el director ha tenido «siempre presente» en su imaginario. Así, apunta que «es un relato en el que se dan la mano 'San Manuel Bueno, mártir', de Miguel de Unamuno, con Luis Buñuel ('Nazarín', 'El ángel exterminador', 'Viridiana'), Luis García Berlanga ('Los jueves, milagro') y la saga de Don Camilo, de Fernandel. «Pretendíamos contar una historia que abriera cierto debate acerca de la fe, ¿qué pasaría si eso en lo que se cree, pero que no se ve, se hace material y no coincide con el ideario?», cuestiona.

La sesión también incluyó 'Big Data', una comedia ácida firmada por el abulense Javier San Román, donde pone el punto de mira en cómo la tecnología condiciona nuestras relaciones sociales. «Trabajo en publicidad, donde cada vez se habla más del poder de los datos para orientar los mensajes comerciales e incluso el diseño de los productos. Siempre me han interesado las historias de ciencia ficción sobre la relación de los humanos con las máquinas y particularmente con los robots. Me gustó mucho el libro 'Homo Deus: Breve historia del mañana', de Yuval Noah Harari, y lo que propone la serie 'Black Mirror', propuestas en ambos casos bastante oscuras, pero nosotros hemos decidido tomárnoslo con humor en este cortometraje», relata.

Además, se estrenó 'La herencia', de Felipe Arnuncio, que recrea una historia real que el propio realizador vivió de cerca en su juventud: «El padre de un amigo íntimo murió por su adicción a la heroína y la única herencia que dejó fue una bolsa llena de medicamentos y la urna con sus cenizas. Mi amigo tuvo que enfrentarse entonces a una serie de decisiones que habitualmente han de tomar los adultos. El cortometraje pretende contar cómo la vida en ocasiones obliga a madurar demasiado deprisa y de qué manera las acciones y las pasiones de nuestros padres nos afectan directamente», detalla.

«El reflejo de la despoblación»

La sesión también incluyó 'Montesco', una historia que intenta ser «el reflejo de la despoblación rural que tan fuertemente sacude a muchos pueblos de Castilla y León», según explicó su codirector, Miguel Pertejo. «La despoblación es algo que, viviendo aquí, tienes presente y te toca de cerca. Pero también es algo que, pese a ser un cambio tan bestial, curiosamente no tiene gran visibilización ni repercusión, sino que simplemente se asume. Ese abandono y, sobre todo, ese aislamiento y nostalgia de los que todavía quedan en los pueblos, es lo que hemos querido reflejar en 'Montesco' y creemos que hemos cumplido con esa idea, haciendo que la soledad sea un personaje más de la película», relató.

Y el pase concluyó con 'El origen', de José A. Campos, premio al mejor corto rodado en las bodegas de la DO Rueda en la segunda edición del certamen Rueda con Rueda. Ambientada en el año 2060, la película teje una «comedia de ciencia ficción» en torno a temas como «las nuevas tecnologías, las redes sociales y la alimentación». «Ante todo busco hacer reflexionar. Dentro de este mundo tan artificial intento situar al espectador en un futuro distópico completamente industrializado por las nuevas tecnologías en el cual el protagonista decide volver a sus raíces», subrayó el director.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos