Tiempo de Historia: La paciencia infinita de la Tierra

'El silencio de otros'./
'El silencio de otros'.

'El silencio de otros' propone a la sociedad española afrontar sus injusticias pendientes desde el punto de vista objetivo y universal, ajeno a maniqueísmos impostados e intereses ocultos

RAFAEL VEGAValladolid

A Almudena Carracedo se le da muy bien abrir el corazón de las personas. Esa es una de las mágicas virtudes que ha de tener todo cineasta documental para lograr que la historia jamás contada, esa que se oculta entre los pliegues de nuestra vida cotidiana, pueda dispersarse por el patio de butacas. Ya lo demostró hace años, cuando nos regaló la vitalidad, la lucha y la humildad de aquellas trabajadoras explotadas que protagonizaron su anterior película, 'Made in L.A.' Ahora ha vuelto con otra asignatura pendiente, esta vez de la sociedad española, para desenterrar el asunto vergonzante del desamparo judicial a los represaliados en España.

'El silencio de otros' no es solo, aunque también, una película sobre las víctimas de la aniquilación sistemática llevada a cabo por el franquismo durante la guerra civil. Tampoco es únicamente, aunque también, una película sobre la represión franquista durante el régimen ya agonizante de los años setenta. Es, ante todo, la exposición de una sociedad y su política representativa que apostaron por un olvido falso y engañoso durante la transición; ese que en ningún caso, como se ha viso después de varias décadas y gobiernos, tuvo intención de corresponder al espíritu reconciliador que se le debió suponer con la preceptiva y justa reparación en beneficio de las víctimas.

Por la densa y sobrecogedora película de Carracedo y Bahar se pasea un rosario de hijos y nietos humillados y despojados de su vida familiar, de estudiantes torturados en los años sesenta y setenta; de madres, normalmente solteras, que sufrieron el robo de sus hijos recién nacidos por parte de un sistema capaz de amparar la arrogancia del supremacismo ideológico surgido en el franquismo y que logró mantenerse activo e impune durante la década de los ochenta gracias, sin duda, a ese olvido sordo, ciego y mudo que lo impregnó todo.

La falta de voluntad política de los gobiernos del PP, que ha sido capaz de derogar la justicia universal, se enfrenta en el transcurso del documental con la vergonzosa evidencia de que es precisamente esta, y el principio de no prescripción de los crímenes de lesa humanidad en el mundo entero, la que pone a nuestro país en evidencia ante la comunidad internacional. ¿Qué intereses esconde la contumaz costumbre de identificar la lucha legítima de reparación de las víctimas con actitudes revanchistas o vengativas? ¿Acaso pedir justicia es pedir venganza?, se pregunta esta magnífica y elegante película para trasladar la cuestión a cada uno de nosotros, que habremos de llevarla en nuestras cabezas hasta que seamos capaces de reconocer la respuesta correcta y hacerla pública sin miedos ni prejuicios.

Tiempo de Historia

'La Grand-Messe'.
Dirección y guion: Méryl Fortunat-Rossi, Valéry Rossi. Bélgica/Francia. 2018. 71 minutos.
El silencio de los otros.
Dirección y producción: Almudena Carracedo y Robert Bahar. Guion: Ricardo Acosta y Robert Bahar. Estados Unidos/España. 2018. 96 minutos.

Por su parte 'La Grand-Messe' el divertido y entrañable ejercicio sociológico llevado a cabo por Méryl Fortunat-Rossi y Valéry Rosier, permite adentrarnos en la intimidad más risueña y generosa de los franceses, en su mayoría de edad avanzada, que año tras año cumplen con un ritual épico, patriótico, deportivo y estival al fijar su caravana en alguna de las curvas más pronunciadas del puerto que habrán de subir los sacrificados ciclistas que disputen el Tour de Francia.

'La Grande-Messe'
'La Grande-Messe'

Los cineastas belga y francés siguen con cariño e intencionadas dosis de humor a un delicioso grupo de matrimonios de obreros jubilados franceses, variopinto, alegre y extrovertido, que comparte manías, fijaciones e intereses sin que tanta luminosidad impida desvelar también el sufrimiento y las cicatrices ocultas bajo una edad provecta y unas sabias ganas de vivir.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos