Tercera jornada en la Seminci: de la rebelión adolescente americana a la de un pobre hombre italiano

Forrest Goodluck, Sasha Lane y Chloë Grace Moretz en la película 'The Miseducation of Cameron Post'

'The miseducation of Cameron Post', de Akhavan, aborda la identidad sexual de un grupo de jóvenes en un centro evangélico, mientras 'Dogman' muestra la Italia más sórdida

Victoria M. Niño
VICTORIA M. NIÑOValladolid

La tercera jornada de la Sección Oficial de la 63ª Seminci se caracteriza por su variedad de procedencia y temas de sus tres películas.

'The miseducation of Cameron Post', algo así como 'La reeducación de Cameron Post', es la segunda película de Desiree Akhavan (1984), estadounidense de origen iraní. Basada en la novela homónima de Emily M. Danforth, gira en torno a la identidad sexual en la adolescencia y el tratamiento como una enfermedad. La facción más puritana de la sociedad americana confía el 'problema' a instituciones como 'La promesa de Dios', un colegio evangélico en el que transcurre el filme, regentado por una psicóloga y su hermano/paciente que carecen de la suficiente formación para tratar con los jóvenes.

A Cameron Post le gusta su amiga Coley, sus cuerpos se entienden bien. El problema surge cuando las descubren y es la mirada de los demás, -sus padres, sus novios-, las que convierten a Cam en la apestada que ha corrompido a Coley. Será ella, huérfana y al cargo de una tía, la que irá a ese peculiar correccional. El proceso de transformación, que predica la psicóloga, y la reacción de los chavales es el meollo de esta cinta de adolescentes, bien rodada, con una protagonista, Chlöe Grace Moretz, que sostiene con su belleza la mayor parte de los planos.

Vuelve Matteo Garrone ('Gomorra') a la gran pantalla con 'Dogman', que concursó en el festival de Cannes. De nuevo muestra el lado menos glamuroso de la adorada Italia, el suburbio de una ciudad costera del sur y un pobre hombre, Marcello, que regenta una peluquería de perros cuyos ingresos complementa con algún tráfico ilegal. Cariñoso con sus clientes, con su hija, querido por sus amigos, siente debilidad por Simone, el matón que tiene atemorizado a todo el barrio. Por no delatarle, Marcello irá a la cárcel y cuando sale, todas las simpatías se han tornado en un reproche: 'traidor'. Violenta, realista, sórdida, 'Dogman' nos cuenta una vida poco edificante, con un protagonista por el que es fácil sentir lástima, para llegar a un final no justifica el sufrido viaje.

Esta tarde, desde Argentina, llega 'La quietud', de Pablo Trapero. Película de terapia familiar con la dictadura de fondo.

Temas

Seminci

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos