La Junta descarta el recorte y mantiene la subvención de 194.000 euros para la Seminci

El vicepresidente, portavoz y consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, Francisco Igea, en la rueda de prensa que ha ofrecido junto al consejero de Cultura. /Leticia Pérez
El vicepresidente, portavoz y consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, Francisco Igea, en la rueda de prensa que ha ofrecido junto al consejero de Cultura. / Leticia Pérez

El vicepresidente recuerda a Óscar Puente que conocía el protocolo y le espeta que «dos no bailan si uno no quiere»

El Norte
EL NORTEValladolid

La Junta de Castilla y León mantendrá la subvención de 194.000 euros a la Semana Internacional de Cine de Valladolid, tal y como ha anunciado su vicepresidente, Francisco Igea. Con esta decisión se invalida el recorte de 50.000 euros planteado por el anterior gobierno para este año. El anuncio ha llegado en la comparecencia de Igea en el vallisoletano Monasterio del Prado, rueda de prensa conjunta con el Consejero de Cultura, Javier Ortega, para hablar sobre medidas culturales. Sobre su reciente desencuentro con el regidor Óscar Puente, Igea ha comentado que «dos no bailan si uno no quiere». «Nosotros sí que queremos», remarcó, según la agencia Ical.

Igea adelantó que la Junta no respondería «a ningún órdago» después de que Puente advirtiera esta mañana con la expulsión de la Administración autonómica del Patronato de Seminci (que este año se celebrará del 19 al 26 de octubre) si reducía su aportación. «La única ventaja que tenemos es el acceso al palco y lo vamos a ceder a los chavales de la Fundación Pajarillos para que acudan a una entidad de alto nivel cultural», contestó Igea.

También matizó que el Gobierno regional aspira a colaborar con el Ayuntamiento en asuntos culturales, en el que además de la Seminci se encuentra el centenario del nacimiento del escritor Miguel Delibes. La Junta no descarta aumentar progresivamente el apoyo económico a la Semana de Cine con el objetivo de impulsar este festival en toda la Comunidad a través de su red de centros culturales (museos, archivos y bibliotecas), mediante una programación que refuerce y amplíe la difusión del festival para que se pueda «crear una marca regional». Precisamente hoy, el consejero de Cultura visitó el Museo de Valladolid, en el Palacio Fabio Nelli, la Biblioteca de Castilla y León y el Archivo General, en el Palacio Butrón, dentro del periplo que realiza por todas las provincias para conocer la realidad de cada uno de los centros.

A esta dotación económica anunciada para la Seminci se añadirán otras aportaciones, algunas de ellas ya consolidadas, como la proyección-concierto de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León, a la que asistió la reina Letizia en la pasada edición. En esta ocasión, la Oscyl pondrá música a la película 'Tiempos Modernos', de Charles Chaplin, bajo la dirección de Rubén Gimeno. El presupuesto previsto para el concierto, que tendrá lugar el 25 de octubre, es de 9.000 euros.

La colaboración de la Junta también llega a la sección de la Miniminci, con la proyección de películas para escolares de centros de la Comunidad, en el Centro Cultural Miguel Delibes, y con la organización del Día del Audiovisual, el 21 de octubre. El objetivo de estas jornadas es hacer balance de la situación del sector y presentar algunas de las iniciativas de la Consejería para apoyarlo y fomentarlo. Precisamente, este objetivo coincide con una de las cien medidas recogidas en el acuerdo de gobernabilidad entre el PP y Cs, que recoge la necesidad de poner en valor el sector audiovisual en la Comunidad.

«Desgraciado incidente»

El consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior defendió hoy que el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, pese a que anunció que no asistiría durante la jornada del mismo lunes, conocía el protocolo de la reunión que se desconvocó ayer entre ambos «desde la semana pasada», y con él su contenido, el orden de comparecencias, la atención a la prensa y los participantes en la misma. «Me podía haber llamado para decirme que tenía algún problema en que yo asistiera», lamentó, para recalcar que así todo su agenda la marca él.

En este sentido, el consejero de Cultura, Javier Ortega, señaló que el regidor le confirmó el lunes en la Conferencia de Alcaldes que asistiría al encuentro, en el que incluso bromearon. Lamentó haber llegado a «este punto final si la condición era que no asistiera Igea». «Nos hubiéramos ahorrado estos pasos y el bochorno, hubiéramos buscado otras opciones para reunirnos», criticó.

Igea llamó a la tranquilidad a los ciudadanos y pidió disculpas por el «desgraciado incidente» tras admitir que no fue su día más afortunado. Confesó que se arrepiente «a menudo de las cosas de este oficio». No obstante, clarificó que la actuación de la Junta «no se mueve por amenazas, desplantes, actitudes extemporáneas y chantajes de otros»

«Cuando se solicita financiación, se suele agradecer que en la reunión se eleve la representación de la Junta», comentó Igea, para preguntar en voz alta si el primer edil vallisoletano hubiese anulado su asistencia de ser el presidente de la Junta el asistente y no él. «No puedo tolerar que se ponga en cuestión ni la palabra ni el trabajo de los profesionales de la Consejería de Cultura», apuntó el vicepresidente.

A renglón seguido, alabó el comportamiento de la concejala de Cultura, Ana Redondo, a quien agradeció «sus buenas maneras y actitudes bienintencionadas para aplacar el fuego de alguno».

En este sentido, anunció que han convocado un encuentro con Redondo para la semana, a la que alega que podrá venir acompañada de quien considere oportuno. «También el alcalde, porque la actitud política no debe verse alterada por disputas, filias y fobias personales», anotó. «No es nuestro estilo y no es lo que hemos venido a hacer a la política», sentenció Igea, que pedía educación a Puente y que distinga entre persona y cargo. Resaltó que las políticas culturales son «esenciales» para su Gobierno porque «fijan población y tienen gran importancia», de ahí su presencia en estos encuentros.

«No me siento como un muñeco»

Por su parte, el consejero de Cultura, que se alineó con su vicepresidente, lamentó que no se pudiera celebrar la primera reunión con un alcalde de una gran ciudad de la Comunidad. «Tenía ganas de anunciar que se mantenía la ayuda a la Seminci», aseguró Ortega, que lo calificó de un «esfuerzo necesario» para el certamen.

Tras insistir en que se conocían los detalles de la reunión desde la semana pasada, ironizó en que no se siente «como un muñeco de José Luis Moreno», después de que Puente señalara ayer que quizás la presencia de Igea se debía a una tutela sobre Ortega. De todos modos, habló de una «buena relación al margen de los fuegos de artificio», tanto con Puente como con Redondo, algo que está demostrado en los numerosos encuentros celebrados en los dos últimos meses.

Enumeró, entre otros, una reunión con la Casa de la India, que ha solicitado una gira de la Oscyl por el país asiático; colaboración para el centenario del nacimiento de Delibes; con la Feria de Valladolid; de la Comisión Regional de Patrimonio por el PGOU y por la candidatura para ser Ciudad Creativa de la UNESCO en la categoría de Cine.

Por todo ello, trasladó su disponibilidad para próximas entrevistas entre las dos administraciones mediante el «talante conciliador, mano tendida y diálogo».